Pese a ello, aún se está lejos de los valores prepandemia.

El acumulado de 2023 registra un crecimiento del 16,1% con 1.317.639 unidades, aunque todavía representa un 14,3% menos que en 2019.

El primer semestre del año muestra por lo tanto una mejora en la estabilidad en la producción, anteriormente afectada por la pandemia y la crisis de los microchips, que logra recuperarse gracias a la reducción de problemas de cuellos de botella en el aprovisionamiento de materias primas y componentes.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos y todoterrenos ha registrado 189.283 unidades en junio, un 1,1% más que en el mismo mes de 2022. Por su parte, la producción de vehículos comerciales e industriales ha registrado un aumento del 2,8% en comparación con junio del año anterior con 46.466 unidades.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido