Esta iniciativa se enmarca en la apuesta de la institución de impulsar la movilidad sostenible en el territorio, un cometido en el que ha invertido 6,2 millones de euros, la mayor aportación económica de la historia.

La corporación provincial ha lanzado dos convocatorias con una inversión de 4,7 millones de euros para impulsar la movilidad sostenible, combatir el cambio climático y reducir la contaminación atmosférica en los municipios de la provincia. Con este propósito, la institución ha suministrado un total de 171 vehículos 100% eléctricos a 122 localidades de la provincia de menos de 50.000 habitantes. Además, ha aprobado recientemente las bases de concesión de subvenciones para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, con un montante de 1,5 millones de euros. Se trata de una convocatoria de nueva creación.

El acto de entrega de los automóviles celebrado hoy ha consistido en la recogida simbólica, por parte de 29 alcaldes, de las llaves de 38 coches que se destinarán a la prestación de distintos servicios municipales. Agost, Banyeres de Mariola, Beniardá, Biar, Castalla, Cocentaina, Ibi, Xixona, La Vila Joiosa, Muro de Alcoy, Mutxamel, Novelda, Onil, Petrer, Sant Joan d’Alacant, Torremanzanas, Monóvar, Alcocer de Planes, Gorga, Alfafara, Campo de Mirra, Castell de Castells, Gaianes, L’Alqueria d’Asnar, Agres, L’Orxa, Cañada, Planes y Benilloba han sido las localidades beneficiadas en este lote.

Todas las localidades alicantinas de menos de 50.000 habitantes que lo han solicitado contarán, como mínimo, con un coche eléctrico subvencionado al cien por cien por la institución provincial, algunas de ellas, en este caso las de mayor población, incluso con dos.

Con la primera convocatoria de este programa inversor sostenible, creada en 2020, se han repartido 2,7 millones de euros para la compra de vehículos eléctricos de la que se han beneficiado 98 ayuntamientos, mientras que con el fin de atender a los consistorios que quedaron fuera, en 2021 se aprobó una nueva inversión de 2 millones de euros que ha permitido distribuir 73 vehículos más entre 55 municipios.

Camiones de la marca DSFK, con caja abierta, laterales elevados y una autonomía superior a los 100 kilómetros, que se utilizarán para la recogida, eliminación y tratamiento de residuos o turismos Peugeot 2008 ACP, con tracción 4×2 y una autonomía de más de 200 kilómetros, que se destinarán a protección civil, seguridad y orden, así como furgonetas de la marca Opel Combo-e Life, que se emplearán en la prestación de servicios municipales componen el parque móvil aprobado.

Esta actuación está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y con la necesidad de adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, al tiempo que está estrechamente vinculada a la Agenda 2030, dos proyectos con los que la Diputación de Alicante está concienciada.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido