Ello hubiera modificado mínimamente la Ley de Agencia para dotar a los concesionarios del derecho a una indemnización justa en caso de que la marca cancele sus contratos de manera unilateral y sin acuerdo.

Faconauto ha expresado su decepción porque los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, han votado en contra de la enmienda que hubiera dotado a los concesionarios de una mínima seguridad jurídica en aquellos casos en los que una marca o un fabricante cancele unilateralmente los contratos para distribuir sus vehículos en nuestro país.

La patronal ha indicado que el rechazo de esta enmienda por el Congreso de los Diputados supone un duro golpe, ya que vuelve a dejar desprotegidas a las 2.000 pequeñas y medianas empresas que forman parte del tejido empresarial que representan los concesionarios, en un momento en el que marcas y fabricantes están abordando un cambio en su modelo de distribución que acentúa el desequilibrio histórico existente en el sector y pone peligro la continuidad de muchas empresas y puestos de trabajo.

Por ello, Faconauto ha puesto de manifiesto su decepción por la falta de comprensión y el posicionamiento cerrado con los intereses de marcas y fabricantes mostrado por los dos principales partidos nacionales, que en esta ocasión sí han votado en el mismo sentido. De esta manera, han pasado por alto la importancia que tiene el sector de la distribución para la actividad económica (2,7% del PIB) y para el empleo en España (152.000 puestos de trabajo).


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido