Los datos de la patronal de la distribución evidencian que, frente a la caída de más del 72% registrada en las matriculaciones durante el pasado mes, el mercado de ocasión se recupera del shock del confinamiento a un ritmo ligeramente mayor. Y es que el usado se está convirtiendo en el refugio de las familias que buscan un segundo vehículo a precio asequible ante la desconfianza de recurrir al sharing o al transporte público como solución de movilidad. Así por cada nuevo se vendieron 1,9 usados en mayo.

El hecho de que el precio es un factor determinante en la compra en estos momentos de incertidumbre queda de manifiesto en que los vehículos más vendidos durante el pasado mes de mayo fueron los de más de 15 años, que prácticamente pueden pagarse al contado; seguidos de los vehículos de ocasión de menos de un año, que se están poniendo a la venta a precios muy competitivos por la necesidad que tienen los distribuidores de dar salida rápida al stock acumulado durante el parón derivado del estado de alarma.

Los utilitarios urbanos, prácticos y con costes de mantenimiento asequibles son los que acaparan la atención de los compradores. Así, los datos de Ganvam reflejan que en lo que va de año, el Renault Megane se ha convertido en el modelo usado más vendido, con un total de 22.601 unidades; seguido del Volkswagen Golf, con 22.168 unidades. En tercera posición se sitúa el Seat Ibiza que, hasta mayo, registra un total de 19.907 unidades vendidas de segunda mano.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido