El cambio del filtro del habitáculo es una operación sencilla, en la gran mayoría de los vehículos, que los fabricantes recomiendan realizar cada 20.000 kilómetros o en caso de que se obstruya, algo habitual en primavera cuando entra en escena el polen, las hojas se acumulan alrededor del vehículo y la suciedad. Este “cóctel” provoca, en última instancia, que nuestro aire acondicionado funcione a medio gas o a duras penas.

Otro elemento que también influye en el rendimiento del aire acondicionado es que simplemente se quede sin gas, lo que provoca que un viaje largo se convierta en un verdadero suplicio. Para la operación de carga de gas, en función del tipo de gas que equipe el vehículo, el precio puede ir desde los 50 hasta los 150 euros. La operación se realiza en apenas 30 minutos.

 

Fuente: Euromaster


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido