Posteriormente se llevará a cabo el asfaltado y pintado de la pista. Durante las últimas semanas se han llevado a cabo los trabajos de topográficos de planimetría para identificar baches, irregularidades, hundimientos y pequeños puntos de acumulación de agua que requieren un tratamiento previo al reasfaltado.

De esta forma se actuará especialmente en la salida de las curvas uno, Curva Jorge Martínez Aspar, y 14, Curva Adrián Campos, con un fresado más profundo y con la demolición de los actuales pianos y la construcción de unos nuevos más anchos y con un nuevo formato propuesto por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y aprobado por la de Automovilismo.

Asimismo, se renovará parte de la red de drenaje para garantizar la rápida salida del agua en caso de lluvia y el pronto secado de la pista. Tras el reasfaltado se procederá a repintar todas las superficies necesarias y a instalar los cableados de cronometraje y banderas digitales de la pista que acogerá los días 16 y 17 de septiembre su primer gran evento, el Fanatec GT World Challenge.

Las obras persiguen un cuádruple objetivo: reparar los problemas que han ido apareciendo en la pista en los últimos años, resolver el desgaste de la capa de rodadura, aumentar los niveles de seguridad y finalmente mejorar la calidad y espectacularidad del trazado de Cheste.

Las obras implican el trabajo sobre una superficie superior a los 60.000 metros cuadrados, la totalidad de la pista de Gran Premio y alguno de los viales de servicio que rodean la pista.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido