Se trata de elemantos tales como mascarillas y pantallas protectoras o respiradores artificiales. Las marcas que no fabrican en España han puesto a disposición de los facultativos sus flotas para que éstos puedan desplazarse con total seguridad a los domicilios de los pacientes o para trasladar el material que requieran.

En el caso de las fábricas españolas, Seat está empleando la línea 1 de Martorell (Barcelona) del León, para producir respiradores. Más de 100 empleados (está previsto que se sumen más) se dedican a esta labor. El objetivo es que de Martorell salgan al día 300 respiradores. En Landaben (Navarra), la otra planta que el Grupo Vokswagen tiene en España, Volkswagen está fabricando desde hace una semana pantallas faciales de protección.

«Renault al rescate» es una iniciativa de los trabajadores de la marca gala que consiste en fabricar máscaras de protección. Ya han producción más de 6.000 unidades que se han distribuido en hospitales y residencias de ancianos.

Desde la industria de componentes, la multinacional Grupo Antolín fabrica 4.000 batas protectoras al día, para lo que emplea revestimentos utilizados en la producción de los techos; y con sus 350 impresoras de 3D componentes para pantallas protectoras.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido