Como en las populares plataformas online de vídeo bajo demanda (VOD), en Subscar el cliente puede contratar el modelo de suscripción mensual para disfrutar de un vehículo desde un ordenador o smartphone, y en muy pocos pasos. La consultora de investigación y análisis de mercados Frost & Sullivan estima que en 2025 el 10% de todos los coches de Europa se comercializarán bajo modelo de suscripción. En España supone una cifra que supera los cien mil vehículos, lo que representa una oportunidad única para las concesiones de rentabilizar sus stocks.

Subscar permite a los usuarios disfrutar de todo tipo de automóviles con la mayor flexibilidad (mes a mes) y el mejor precio. Para los concesionarios, ofrece un nuevo modelo de negocio que permite movilizar y obtener rendimiento de vehículos inmovilizados, además de muchas otras ventajas.

Por una cuota mensual se puede disfrutar de un coche y sus gastos asociados: seguro, asistencia en carretera, mantenimiento, impuestos y gastos de gestión. El cliente únicamente paga el combustible y tiene una total flexibilidad: cada mes puede cambiar el modelo o cancelar la suscripción.

El coste de suscripción parte de los 175 euros + IVA mensuales para un coche urbano de gasolina del segmento A. La gama para elegir es muy amplia, con modelos de todos los segmentos, ya sean con carrocería berlina, familiar, monovolumen o SUV; y motorizaciones, con híbridos, eléctricos y modelos de gasolina, diésel, GLP y GNC. Próximamente se añadirá la posibilidad de escoger motos eléctricas.

Los únicos requisitos para suscribirse son descargarse la aplicación Subscar, disponible tanto para Android como para iOS, darse de alta, validar el carné de conducir y seleccionar la opción que más interese (tipo de coche, seguro a todo riesgo con o sin franquicia y el kilometraje).

El modelo de suscripción permite contar con un mayor número de clientes, reducir el stock inmovilizado, poder ofrecer nuevas soluciones de movilidad, tanto a particulares como a empresas, dar salida con mayor facilidad a los vehículos KM0 o seminuevos y, sobre todo, recuperar esa rentabilidad que en los últimos años tanto se ha reducido en el vehículo nuevo. Además, también es una solución para el cliente indeciso en la compra de un vehículo de ocasión, al que genera una gran tranquilidad poder probar durante un mes el vehículo, para luego descontarle la cuota de Subscar si finalmente lo adquiere.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido