En esta campaña mejora el comportamiento de los usuarios de moto, ya que desciende el número de denuncias impuestas en muchos de los preceptos, excepto en el de alcohol y drogas que aumenta respecto a la misma campaña realizada en mayo. Los positivos a alcohol y otras drogas ascendieron a 32, frente a los 20 que se detectaron en la campaña de fin de semana de mayo.

La mayoría de los controles se llevaron a cabo en carreteras convencionales ya que éstas continúan siendo las más peligrosas para los motoristas al concentrarse en ellas el 85% de los siniestros mortales en este tipo de vehículos.

De la totalidad de los controles realizados, la infracción más numerosa fue con diferencia el exceso de velocidad, con 184 denuncias formuladas, seguida a gran distancia de carecer de la ITV en vigor (58 denuncias formuladas). Le siguen otras infracciones como el uso de silenciadores, los adelantamientos antirreglamentarios, no respetar la marca longitudinal continua o no llevar el casco puesto o hacerlo de forma inadecuada.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido