Un 47% de los vehículos de conductores encuestados son diésel, seguido por un 42% de conductores que tienen uno de gasolina. Sin embargo, marcas y concesionarios aceleran la fabricación y venta de coches híbridos y eléctricos con el fin de alcanzar los objetivos de sostenibilidad. El Observatorio Cetelem analiza en su Estudio Motor 2023 la situación en España de este tipo de vehículos, así como las causas que frenan a los conductores españoles de comprar un coche eléctrico.

La concienciación medioambiental es el quinto factor, con un 23% de menciones, que los conductores encuestados tienen en cuenta a la hora de comprar un coche. Asimismo, un 57% de los encuestados cree en el futuro del coche eléctrico como solución para una movilidad más sostenible, porcentaje que sufre un importante descenso respecto al año anterior, cuando se situaba en un 70%.

Un 15% de los conductores encuestados tiene la intención de comprar un coche eléctrico durante los próximos 12 meses, porcentaje que aumenta hasta el 26% en los próximos 24 meses. El importe medio previsto entre aquellos que tienen intención de comprar un coche eléctrico sería de 28.618 euros, algo más de los 27.530 euros que los encuestados estarían dispuestos a gastar en la compra de un híbrido

Preguntados sobre cuáles serían los principales impedimentos a la hora de adquirir un vehículo híbrido o eléctrico, encontramos el precio como la opción que aglutina mayor porcentaje de respuestas. El 66% de los conductores encuestados considera que son demasiado caros, frente al 55% que opina lo mismo de los híbridos. Entre aquellos que piensan adquirir un vehículo eléctrico en los próximos meses, la compra no les debe suponer ningún esfuerzo económico adicional. Así lo manifiesta el 34% de los encuestados. Sólo el 27% de ellos estaría dispuesto a realizar un esfuerzo adicional de entre el 10% y el 30% del valor del coche por adquirir un eléctrico.

Con un 57% de las respuestas, la autonomía insuficiente es el segundo gran impedimento para los conductores a la hora de adquirir este vehículo. El 21% de los conductores que ha declarado plantearse la opción de comprar un coche eléctrico demanda una autonomía superior a los 500 kilómetros. El 26% de ellos, demanda una autonomía entre 300 y 400 km, mostrando un aumento respecto 2022 de cuatro puntos porcentuales.

Otros impedimentos que se mencionan son la falta de espacios o infraestructuras para realizar la recarga que es el siguiente motivo más mencionado, con un 40% de menciones; un elevado tiempo de recarga, con un 39%; la preferencia de un híbrido, con un 26%; o la falta de confianza, con un 25%.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido