En el interior, los asientos sport pueden ser de tela si son de serie o bien tipo Bucket como opción, con tapicería de piel, complementados con una costura de contraste en el salpicadero, todo ello en color azul o negro. Hay hasta 10 airbags disponibles, de los que 7 son de serie, así como distintos elementos decorativos. El habitáculo, amplísimo, está pensado para los amantes de la conducción. Todos los elementos interiores han sido diseñados de forma que están orientados hacia el conductor. La sostenibilidad es también parte imprescindible de sus nuevos interiores, con el uso de materiales reciclados aplicando novedosas técnicas como el diseño paramétrico o la impresión en 3D para dotarlos de un nuevo valor.

Tecnológicamente, la versión no se centra únicamente en el nuevo sistema de propulsión con tecnología de micro hibridación de 48 V. Ahora, el equipamiento de serie es aún más completo para aportar mayor valor añadido al usuario. Así, esta versión del compacto deportivo incluye de serie faros Full LED con luz trasera infinita e intermitentes dinámicos, difusor trasero en el color de la carrocería con embellecedores de escape o las llantas de aleación, entre otros detalles. Asimismo, incluye pantalla de info-entretenimiento de hasta 30,5 cm y multitud de asistentes a la conducción como, por ejemplo, los asistentes de frenada automática en ciudad y de cambio involuntario de carril o el de luces automáticas (cortas/largas), entre otros.

Mecánicamente, la marca ofrece en el modelo hasta tres variantes electrificadas, dos híbridas enchufables PHEV y ahora también una Mild-Hybrid con este eTSI que hoy sacamos nuevamente a colación. Los propulsores están exclusivamente asociados a la caja de cambios automática y secuencial DSG de siete velocidades con levas en el volante. Un cambio que se ajusta perfectamente a las necesidades del modelo; deportivo, rápido y divertido de utilizar. La tecnología de micro hibridación de 48 V, como la que nos ocupa, consigue una mayor eficiencia de combustible gracias a un generador y una batería de litio de que permite circular en punto muerto en determinadas circunstancias para contener el consumo de combustible, que se queda en unos razonables 5,6 a 6,3 l/100 km. Eficiente, pero sin descuidar las prestaciones, porque los 150 CV permiten pasar de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos.

Al volante, es un modelo familiar, amplísimo y de gran polivalencia, que tiene aptitudes dinámicas muy solventes gracias al control de chasis adaptativo, que permite variar la firmeza de los amortiguadores en hasta 15 posiciones, junto a las modificaciones que realiza el selector de modos de conducción que permite tres tipos de utilización: Comfort, Sport, e Individual. Pequeñas pero interesantes variaciones de set up que inciden en el mayor disfrute, en el que solo echamos de menos el modo CUPRA, el más radical. Los faros Matrix LED permiten conducir de noche con las luces largas encendidas en todo momento y sin deslumbrar a otros vehículos. El confort, la seguridad y la conectividad son consustanciales al vehículo. El spoiler trasero proporciona carga aerodinámica.

En resumen, el CUPRA León Sportstourer eTSI 150 CV DSG es la versión familiar de acceso de la gama de uno de los modelos más deseados por los amantes de los automóviles deportivos y de la conducción. La potencia propuesta por el fabricante tiene un gran peso en el mercado español. La jugada es perfecta: un León con motor de hibridación ligera y por tanto etiqueta Eco, pero con la misma imagen deportiva de todos sus hermanos de gama, sin descuidar una de las mejores y mayores seguridades activas de los últimos tiempos, un equipamiento de auténtica referencia y el tacto deportivo que corresponde a todo CUPRA. Diversión, seguridad y eficacia en el manejo los siete días de la semana, para el trabajo, la familia y el ocio. El precio del CUPRA León eTSI 150 CV DSG es de 33.280 euros.

 

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido