El habitáculo ofrece sensación de modernidad y deportividad, con una visión privilegiada de lo que significa la marca. Se perciben materiales de alta calidad, con detalles en color aluminio oscuro satinado. El interior transmite instantáneamente un diseño sofisticado y racing. Los asientos deportivos están montados en una posición baja en el habitáculo, para permitir una posición más ergonómica y deportiva. Pueden elegirse en opción de tipo bucket tapizados en piel. El volante es calefactable. El centro del habitáculo lo preside la pantalla táctil de info-entretenimiento que aporta funcionalidad y conectividad para todos los ocupantes y reduce el número de botones.

La deportividad que es capaz de transmitir el motor de acceso del CUPRA Formentor se ve acompañada de unas interesantes cifras de consumo y emisiones. Con cambio manual presenta, el propulsor diesel turboalimentado presenta unas cifras de entre 6,3 y 6,8 l/100 km y de 141 a 153 g/Km de CO2, según ciclo de homologación WLTP, mientras que con la transmisión automática éstas son de entre 6,6 y 7,2 l/100 km y de 150 a 163 g/Km de CO2. A lograr estos números ayuda el sistema de gestión activa de cilindros, que permite un ahorro de hasta medio litro de gasolina cada 100 kilómetros y de 10 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.

La seguridad está fuera de toda duda. Dispone de serie de los asistentes a la conducción más vanguardistas del momento, entre los que destacan el sistema de frenado de emergencia en ciudad con detección de peatones y ciclistas, el sistema de frenado postcolisión o el detector de fatiga, entre otros. Como opción se pueden complementar con otros como el control de crucero adaptativo predictivo, el asistente lateral, el sistema de advertencia de apertura de puertas a los pasajeros, el sistema de alerta de tráfico posterior al salir del aparcamiento, o el asistente de llamada automática de emergencia eCall.

Al volante, el chasis permite la implantación de diferentes tecnologías y juega su papel a la hora de lograr un vehículo más ligero. Esta versión de acceso pesa 1.437 kilogramos con el cambio manual de seis marchas que era el que incorporaba nuestra unidad de pruebas. Esto se traduce en una muy elevada agilidad, otro de los puntos clave del modelo, que ofrece un comportamiento muy noble y deportivo. A esto también contribuyen las suspensiones, que son McPherson en el eje delantero y multibrazo independiente en el trasero. La dirección está muy bien servoasistida, la frenada es excelente y el accionamiento del cambio, irreprochable.

En resumen, el CUPRA Formentor 2.0 TDI 150 CV permite disfrutar de una conducción muy eficiente y económica, con todo el carácter pasional que le otorga tanto su increíble comportamiento dinámico como sus buenas prestaciones, derivadas de un propulsor muy contrastado, fiable y práctico. Tiene un diseño espectacular, muy logrado, con sensación de apego al suelo y formato de coupé por su bajo centro de gravedad más propio de otras categorías automovilísticas. Es seguro, amplio, cómodo, racional y económico. Una propuesta muy interesante de un producto muy logrado globalmente. El precio de arranque de la gama CUPRA Formentor, fijado por nuestro protagonista, es de 29.670 euros.

 

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *