Tras la autorización de salida de menores de sus domicilios y ante la previsión de posibles nuevas medidas el fin de semana, el ayuntamiento de Alicante ha adoptado un dispositivo especial preventivo de control de las zonas especialmente sensibles y que se encuentran cerradas, como son los paseos y zonas verdes, así como las playas, zonas de baño de Alicante, parques públicos municipales y las zonas de juegos infantiles y aparatos biosaludables.

El operativo especial va a velar por el estricto cumplimiento de las disposiciones establecidas durante el Estado de Alarma, y se recuerda que el cierre de las playas implica no solo la prohibición de baño, sino también el acceso y estancia en la zona de arena, así como el uso de las instalaciones que están en la misma, quedando la zona delimitada por el linde de los correspondientes paseos hasta el mar. Además, no se permiten acciones como pescar, bañarse o realizar cualquier actividad en estas zonas.

Los agentes prestarán atención y vigilancia de aquellos lugares es que se pudiera producir aglomeraciones de personas o en los que, por cualquier circunstancia, se pudiera producir ocupación de zonas públicas sin mantenimiento de distancia de seguridad entre personas o sin distanciamiento social preventivo.

El operativo establece también un refuerzo de policías, en tres turnos de mañana tarde y noche, que van a vigilar durante el puente con controles todos los accesos y salidas de Alicante, y con especial incidencia en las playas y también las cadenas de supermercados solicitando las identificaciones.

Además los agentes policiales revisarán los maleteros de los vehículos para asegurar que se están cumpliendo las limitaciones de movilidad, para evitar los viajes y cualquier desplazamiento a la zona de playas o segundas residencias.

La Policía Local ha informado que el número de denuncias por incumplir las medidas acordadas del estado de alarma en estos últimos tres días, desde que entró en vigor el permiso por parte del Gobierno para pasear con los menores, alcanza las 129 denuncias por desobediencia, logrando identificar a 1.364 ciudadanos y dar el alto a 781 vehículos con cinco detenidos en Alicante para hacer frente al Covid-19.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido