En el segundo día de la carrera a menudo los pilotos se contienen y no se producen muchos cambios en las posiciones. Sin embargo, ese nunca ha sido el estilo de Joan Barreda que ha tenido más bien costumbre de destacar la primera semana, aún corriendo el riesgo de quedar fuera de la pugna demasiado pronto. El español, que salía en vigésima posición, ha logrado imponerse con autoridad entre los motoristas, mientras que aquellos que abrían pista han pagado caro sus vacilaciones en las dunas: Price y Benavides pierden media hora, Matthias Walkner, 2 horas y media y Andrew Short se ve obligado a tirar la toalla por problemas mecánicos.

Nasser Al-Attiyah añade, por su parte, una 37ª especial a su colección, desplegando magistralmente su plan estratégico, aunque sea Peterhansel el que se haya hecho con las riendas de la general. En los vehículos ligeros prosigue la batalla y se añade un nuevo pretendiente al título: Saleh Al Sahif, con su Can-Am, se convierte en el segundo ganador saudí de una etapa del Dakar, seis años después de Yazeed Al Rajhi en las dunas chilenas de Iquique. En camiones, Dmitri Stonikov asume el papel de jefe de filas de Kamaz y se adjudica su segunda etapa consecutiva, dominando ahora la clasificación con una ventaja de 17 minutos sobre el bielorruso Sarhei Viazovich.

Matthias Walkner, tercer mejor tiempo en la primera etapa, intentó rápidamente mantener el ritmo de su compañero de equipo Toby Price en la especial rumbo a Wadi Ad-Dawasri. Sin embargo, no contaba con que le iba a dejar tirado el embrague después de quedarse bloqueado en una duna poco antes de alcanzar el kilómetro 46. El piloto austriaco, que se vio obligado a parar para reparar su moto, ha perdido 2 horas. Pese a todo, logra cruzar la meta. Podrá intentar recuperar el importante retraso en los próximos días, pero ¿no habrá perdido tal vez toda opción al título que se adjudicó en 2018? Puede que KTM se haya quedado hoy sin uno de sus ases en la manga para la reconquista. Aunque las diferencias son mínimas, el equipo no tiene mucho que celebrar, puesto que no cuenta con ningún representante en el Top 10 de la general. Sam Sunderland, 12º, figura a 12’50’’ de Barreda.

Las cifras son irrefutables: Joan Barreda ha ganado tantas especiales como Marc Coma en el Dakar. Desde su primera victoria de etapa en 2012, “Bang-bang” ha dado mucho de qué hablar por su velocidad en todo tipo de especiales y logra superar incluso el palmarés de Hubert Auriol. El talón de Aquiles del piloto de Honda es la regularidad y, hasta ahora, no ha logrado alcanzar más que un quinto puesto en la general final. Su perfil recuerda a su compatriota Jordi Arcarons, que sumó 27 etapas sin alcanzar nunca el tan ansiado título. ¡Pero cuidado que Barreda no ha dicho aún la última palabra!

 

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido