Manu Ballesteros y Álvaro Sánchez dominan la categoría Pre 90 de Vehículos Históricos en Velocidad con un Renault 5 GT Turbo. García y Ferreres hacen lo propio en Pre 81. Dentro de la modalidad de Regularidad para Vehículos Históricos (admitidos aquellos fabricados antes del 31/12/1990), en la categoría Sport, reservada para aquellos vehículos con determinadas medidas de seguridad que les permiten hacer medias más altas, Desantes-Molina (Peugeot 309) lideran la clasificación con una pequeña ventaja sobre Álvarez-Lozano. Los hermanos Casañ con su Peugeot 205 Rallye completan el cajón provisional.

En cuanto a la categoría de Regularidad -55, donde la mayoría de participantes lo hace con vehículos históricos de serie, Muguruza-Leandro, encabezan la clasificación seguidos muy de cerca por Cervera-Pineda y Matarredona-Roca, todos ellos auténticos especialistas de la categoría.

Como novedad esta temporada 2022, la FACV introdujo la categoría de Regularidad Clásica, con el mismo tipo de vehículos y mismas medias de velocidad máximas que la Regularidad 55, pero donde los participantes compiten con unas tablas de medias impuestas y solamente equipados con biciclómetros o terratrip básicos. Hasta el momento tan solo dos equipos se han atrevido con esta nueva modalidad, Jordá-Jiménez y Sanchís-Esplugues, quienes seguro estarán en la salida de Xixona.

De cara a la edición de 2022 del rallye, Neumáticos Victoria sigue como patrocinador y el grupo Glem se incorpora al elenco de colaboradores de la prueba automovilística xixonenca a la que continúa apoyando un año más C.A. Berlubia.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido