El piloto español Alvaro Bautista arropado por la afición presente en el Circuito de Jerez Ángel Nieto para vivir en directo la prueba final del Campeonato del Mundo de Superbike, se proclamó ayer sábado por segunda vez consecutiva campeón del mundial para las motos derivadas de serie, con la particularidad de que lo hacía en suelo español, delante de su público, en una jornada en la que dominó de principio a fin una carrera en la que sólo le plantó batalla el piloto turco Toprak Razgatlioglu, a la postre segundo. La tercera plaza del pódium se la adjudicó el italiano Andrea Locatelli en una lucha a tres, entre el propio Locatelli, Rea y Lowes de la que salió victorioso el transalpino.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido