El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha ordenado la reducción al 50 por ciento el aforo de los autobuses del servicio de transporte urbano municipal, con el fin de garantizar la seguridad de los conductores y usuarios, de forma que se mantengan las distancias mínimas de más de un metro entre personas. Además, a partir del miércoles solo se podrá acceder al bus con las tarjetas Móbilis y demás bonos de transporte, suprimiéndose el pago del billete ordinario en efectivo.

Además, también se va a aumentar la seguridad de los conductores sellando los asientos en torno al puesto de conductor y eliminando el pago en metálico del billete ordinario, de forma que solo se permitirá el acceso al autobús con el uso de las tarjetas Mobilis y demás títulos de transporte con tarjeta.

También se pondrá en marcha de forma inmediata para evitar aglomeraciones en los accesos al autobús la apertura parcial de la puerta en subida, de forma que solo se podrá entrar de uno en uno, guardando la distancia de seguridad hasta pasar la tarjeta por el lector y dirigirse a los asientos que queden habilitados.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido