La iniciativa supone un coste financiero que asciende a 13 millones de euros.

De los 101 autobuses que componen la red en Alicante, 19 son eléctricos y está previsto antes de finalizar el año que lleguen otros cuatro nuevos que se sumarán a los 25 híbridos que ya están circulando desde hace cinco meses. Alicante respira y avanza hacia una movilidad más sostenible y accesible dentro del objetivo del programa de reducción de emisiones, elaborado por el ayuntamiento y Vectalia, empresa concesionaria del servicio.

Para la carga de estos vehículos, Vectalia junto con Iberdrola han instalado en las cocheras de los autobuses cargadores inteligentes de Power Electronics, del modelo NB180 que permiten la carga en menos de 4 horas, para que los autobuses puedan dar el mejor servicio posible a todos los usuarios del autobús urbano de Alicante.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido