2023 es el primer año en el que ya se puede usar la baliza conectada V16, con la que se reduce el riesgo ante una parada de emergencia, sobre todo en condiciones de poca luminosidad, y permite ser geolocalizado por la DGT para alertar al resto de usuarios. En los últimos tres años, 42 personas fallecieron atropelladas al bajar del vehículo ante un problema o incidente en carretera.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido