DS3 Café Racer

  • Published in

DS siempre busca nuevas tendencias y con el DS3 Café Racer nos trae una visión atrevida con verdaderas referencias a las antiguas carreras de automóviles francesas y británicas. El planteamiento es originario del Reino Unido y arranca de los moteros británicos de principios de los años 60. Subían a sus motos y recorrían las calles de la ciudad de Londres, de una cafetería a otra. Solían personalizar sus motos para aligerarlas lo máximo posible y fueron creando un nuevo estilo que fusionaba el radicalismo y la sobriedad.

El interior está a la altura de las expectativas con asientos de cuero con pespuntes de color crema Partenón recordando al salpicadero, una pantalla táctil de 7 pulgadas con navegación conectada y cámara de visión trasera, pedales y reposapiés de aluminio junto con una palanca en cuero y materiales de calidad para un toque deportivo. La versión está disponible en cinco combinaciones que contrastan con la pintura del techo que aporta un toque vintage.

El DS 3 Café Racer se comercializa únicamente con el motor de gasolina PureTech de 110 CV asociado a un cambio automático de 6 velocidades. Se trata de un propulsor ágil y enérgico, que presenta una simbiosis encomiable con el cambio automático excelente que no consiente caídas de régimen y permite que el par motor brille. La rumorosidad y los consumos son correctos, siendo estos últimos muy sensibles al tipo de conducción practicada y a la tipología de ruta en la que se desarrolle.

Entre su equipamiento de serie destaca la pantalla táctil con la que se accede a un nuevo sistema de navegación conectada con la que podremos conocer en tiempo real el estado del tráfico y tomar rutas alternativas para evitar atascos o saber si hay plazas disponibles de un parking de la zona a la que nos dirigimos. A ello hay que añadir la función Mirror Screen, compatible con Apple CarPlayTM y Android Auto, además de todas las funciones del Pack Auto, como el encendido automático de las luces, el limpiaparabrisas automático o los retrovisores exteriores calefectados, a los que hay que sumar la cámara de marcha atrás.

Al volante es un automóvil que se desenvuelve a las mil maravillas en ciudad gracias a los mencionados propulsor y cambio automático, muy bien concebidos. En carretera, la caballería disponible es más que suficiente para obtener unas buenas prestaciones y unas medias optimizadas, con unos consumos correctos. El habitáculo es amplio y la tecnología implementada está pensada para que conductor y ocupantes viejen cómodos y seguros, con buena información de todo lo que les rodea.

En resumen, el DS 3 Café Racer está concebido para aquellos que quieren conjugar tecnología, refinamiento y un alma vintage en su automóvil. Es un producto con mucha personalidad y que conecta a la perfección con una nueva generación de ciudadanos mundanos, jóvenes o de espíritu juvenil, al tanto de las nuevas tecnologías pero que al tiempo valoran en su justa medida tiempos pretéritos en los que la alegría de vivir lo impregnaba todo. Nuestro protagonista es todo una declaración de intenciones. Y DS sigue, con él, marcando tendencias. Su precio es de 23.380 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.