Renault Clio Energy TCe 90

  • Published in

El nuevo Clio que recientemente estuvimos probando abre una nueva etapa en el diseño de Renault. El frontal es más afilado, ganando presencia el logotipo del fabricante galo.

Pero lo más relevante son sus nuevas medidas, ya que es más ancho, más bajo, y también ligeramente más largo. Es más imponente, con todas las trazas de ser más dinámico y eficaz en la carretera. Luego lo veremos.

Mide 4,06 m de largo, 1,73 m de ancho y 1,44 m de alto y es 4,5 cm más bajo que su antecesor. La anchura de sus ejes ha aumentado en 3,4 y 3,6 cm, delante y detrás respectivamente. En cuanto a la batalla, ha crecido 1,4 cm, llegando a los 2,58 m. El nuevo Clio es hasta 100 kg más ligero que el modelo anterior, lo que mejora la agilidad de conducción y reduce el consumo, así como las emisiones. 

Hay ocho variantes de gama, mezclando tres acabados con dos motores diésel y dos de gasolina, siempre con cambio manual de cinco velocidades. La gama diésel se centra en el motor 1.5 dCi en versiones de 75 y 90 CV. En gasolina sigue el motor atmosférico y básico 1.2 16V de 75 CV, mientras que debuta el nuevo motor Energy TCe 90 CV, de tres cilindros, 0,9 litros, turboalimentado y de inyección directa que es el que nos cedió el fabricante.

Este moderno motor permite unas prestaciones interesantes con un consumo ajustado y un funcionamiento fino y sin vibraciones. Al ralentí se siente ligeramente una sonoridad distinta a la de un cuatro cilindros, pero en marcha suena poco y no vibra. El TCe 90 tricilíndrico, como todas las propuestas de su filosofía, es muy rutero, para irlo lanzando paulatinamente. No pretendamos imposibles fulgurantes porque para eso están otros hermanos de gama. Nuestro protagonista tiene vocación urbanita.

Al volante, nos gustó el comportamiento. La mayor anchura de vías y el menor peso dan la impresión de que el Clio es capaz de lo mejor en todo tipo de carreteras. Y así es. Confortable y silencioso, es ágil y tiene aplomo. La dirección eléctrica está muy lograda asi como su progresividad. La frenada es óptima y el cambio está muy bien escalonado.

Renault propone tres niveles de equipamiento: Authentique, Expression y Dynamique. El más básico sólo estará disponible con los motores más sencillos tanto en diesel como en gasolina, el segundo escalón está disponible con todos los motores y el superior sólo con los más potentes dCi 90 y TCe 90. Al final, ocho versiones con precios desde los 11.950 €.

Como valoración subjetiva señalar que el nuevo Renault Clio no sólo es el mejor de toda la saga sino que abre un nuevo tiempo en el diseño de la firma del rombo que nosotros aplaudimos después de épocas pretéritas en las que las ventas de sus productos salieron muy bien adelante por criterios como las mecánicas, las tecnologías, la seguridad, la imagen de marca,...pero no los diseños.

La versión probada, la básica en gasolina, nos parece muy interesante por la practicidad del conjunto, junto a su estilismo y la versatilidad, pues se defiende muy bien en todo tipo de recorridos, especialmente los urbanos. Un vehículo y una versión absolutamente recomendables.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.