Volkswagen Golf 2.0 TDi

  • Published in

Nuestro protagonista de la presente prueba es uno de los iconos actualizados de la industria del Motor de todos los tiempos: el nuevo Volkswagen Golf, que está ya ante su séptima generación con la mecánica probablemente más interesante, la 2.0 TDi de 150 CV, con cambio manual de 6 relaciones.

Estamos ante un propulsor solvente, contrastado y de muy buen rendimiento. Uno de los grandes referentes en materia de compactos.

Desde sus orígenes hasta nuestros días, el crecimiento en tamaño y en peso del VW Golf ha sido evidente. Por eso, y con buen criterio, los diseñadores han adelgazado 100 kg al nuevo Golf respecto a su predecesor gracias al uso de la plataforma MQB.

Los consumos del motor 2.0 TDi son muy buenos, siendo difícil llegar a los 6,5 litros/100 km, según el ordenador, dependiendo del tráfico, generalmente denso en una ciudad como Alicante. Se trata de una cifra muy contenida, teniendo en cuenta que estamos en un coche con unas prestaciones mejores que la media. El interior es muy cómodo y amplio, está bien rematado y es práctico, encontrándose todos los mandos a mano. Volkswagen plantea ya de un tiempo a esta parte unas suspensiones más duras, con un tarado con guiños deportivos, y que al mismo tiempo filtran bien los baches típicos de la ciudad.

En carretera estamos ante su terreno natural. Es un rutero infatigable. El habitáculo es lo suficientemente amplio y la mecánica lo suficientemente enérgica como para viajar de manera muy placentera. Además, está bien insonorizado y se agarra de maravilla. La dirección es excelente y la frenada progresiva y eficaz. El cambio de marchas tiene un escalonamiento acertado y el accionamiento, sin permitir inserciones fulgurantes, resulta de una gran comodidad y suavidad.

En materia de seguridad, el nuevo Golf incorpora el sistema pre-Safe. Este dispositivo se engloba dentro de lo que se conoce como “seguridad pro-activa”; esto significa que no evita el accidente, sino que ayuda a que los elementos como los airbags o los cinturones de seguridad trabajen de forma óptima si el vehículo detecta un siniestro en ciernes. También lleva faros bi-xenón con asistente de luz de carretera. Gracias a ellos, siempre circulamos con las luces largas encendidas, lo que nos proporciona una enorme seguridad activa, al mejorar nuestro campo de visión. Para evitar deslumbrar al resto de los conductores, una cámara situada en la zona del retrovisor interior detecta la posición y el movimiento de los vehículos que nos acompañan por la carretera.

Otro apartado reseñable en el nuevo Golf es la cantidad de equipamientos novedosos que pone a disposición del conductor. Algunos son de serie y otros opcionales, entre los que encontramos el asistente de velocidad de crucero que detiene el coche completamente si detecta un choque inminente y circulamos por debajo de 30 Km/h, asistente de cambio involuntario de carril Lane Assist que“empuja” la dirección para mantener el coche en el carril fijado o el curioso Park Assist, que aparca el coche en batería o en línea sin que tengamos que accionar el volante.

Como resumen de nuestras impresiones en la conducción del Volkswagen Golf TDI 150 CV señalar que estamos ante una propuesta muy interesante dentro de la gama. Equilibrio. Esa es la palabra que mejor define al nuevo Golf. Chasis, suspensiones, dirección, frenos y cambio funcionan de manera sobresaliente y, en conjunto, conducirlo es un placer. ¿Quién no ha pensado alguna vez en tener un Golf? Y los que lo tienen, repiten. Será por algo. Y eso que no es un coche precisamente barato.

El precio del Volkswagen Golf 2.0 TDI es de 24.465 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.