Volvo V40 D3

  • Published in

Seguridad y eficiencia mecánica son las dos características esenciales de Volvo. Hoy hablamos del V40 D3, uno de los productos más recientes del fabricante de Gotemburgo. Arrancando su análisis por el exterior vemos un automóvil "muy sueco"; esto es, líneas que denotan pragmatismo, aerodinámica y robustez. Respecto a su antecesor incorpora ópticas con LED y cambios en el frontal en el que el paragolpes ha sido replanteado. Igual sucede con la zaga, que también ha sido revisada con dos significativas salidas de escape. Las llantas también son bastante llamativas.

El habitáculo destaca por las calidades y agradables tactos interiores. Las plazas delanteras son amplias y algo recogidas las traseras. Los asientos, de cuero, tienen buena una ergonomía para la sujección dorsal y lumbar y ajustes eléctricos con memoria. El cuadro de instrumentos tiene tres posibilidades de personalización en los colores de iluminación y la información mostrada. El ordenador de a bordo necesita de unos minutos de aprendizaje.

El Volvo V40 está disponible con cuatro niveles de equipamiento: Kinetic, Momentum, Inscription y R-Design. Incorpora de serie elementos atípicos en la industria como un airbag para peatones que se despliega en caso de atropello. Además, el sistema City Safety es capaz de detener el vehículo si detecta que vamos a colisionar contra un peatón, otro coche e incluso, contra un ciclista. Propuestas que demuestran que el fabricante escandinavo no va a renunciar nunca a la innovación tecnológica como seña de identidad.

La gama Volvo V40 comprende dos propulsores de gasolina. Se trata de los conocidos T2 de 122 CV y T5 con 245 CV. Este último sólo está disponible con cambio automático, mientras que en el primero de ellos es una opción. En diésel la gama V40 presenta tres alternativas (D2, D3 y D4) que generan 120, 150 y 190 CV de potencia respectivamente. Todos ellos tienen opción a un cambio automático Geartronic de 8 velocidades como alternativa al manual de 6 relaciones. El propulsor de la unidad de pruebas era la versión 2.0 litros de cuatro cilindros diésel. Con sus 150 CV de potencia, tiene su par máximo de 320 Nm en las 2.900 rpm. Incorporaba transmisión automática de seis velocidades. Es un propulsor que va muy bien a todo tipo de regímenes y destacaca por su agilidad. Los consumos están francamente ajustados para la relación peso-potencia de la propuesta.

Al volante, el Volvo V40 D3 tiene el comportamiento de un compacto. La geometría de suspensiones acompasa óptimamente comodidad y seguridad. Es uno de esos productos ideado para devorar kilómetros en carreteras de primer orden de manera cómoda y eficiente. En vías secundarias su chasis también responde muy bien, mejor de lo esperado por su filosofía de conjunto. A una conducción muy satisfactoria ayuda un control de tracción que frena la rueda interior como si fuese un diferencial. En cualquier caso, las ayudas electrónicas hacen su conducción muy sencilla. Dirección, frenos y cambio cumplen óptimamente su función.

Como resumen y valoración subjetiva del producto analizado señalar que el Volvo V40 D3 es un automóvil muy completo. Como curiosidad destacar que le hicimos un largo viaje bajo un aguacero de los preocupantes y ni se inmutó. Su diseño exterior tiene personalidad y los interiores son propios de una firma del segmento premium que se ha ganado un reconocimiento genaralizado con el paso de los años. Y un detalle significativo: con el V40, Volvo vuelve a implementar medidas de seguridad pioneras en el mercado, una tradición del fabricante escandinavo desde su nacimiento como empresa allá por 1.927. El precio de partida de la versión D3 V40 es de 27.450 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.