Ford Mondeo 1.5 Ecoboost 160 CV Titanium

  • Published in

El Ford Mondeo ya va por su cuarta generación. Hoy publicamos en esta sección las sensaciones ocasionadas por la variante con propulsor de gasolina de 1.500 cc denominado Ecoboost por el fabricante, con 160 CV de potencia, en acabado Titanium y con cambio automático PowerShift. Comenzando por el diseño señalar que nos parece de lo mejor del coche con un frontal espectacular y con aires "bondianos" (Aston Martin), una trasera muy lograda y un lateral, con empaque, propio de una gran berlina. Mide 4,8 metros y su maletero tiene 525 litros de capacidad.

El interior, impecable: amplio, cómodo y bien terminado. El habitáculo es muy silencioso y es un placer viajar en él. El conductor tiene mucha información aunque necesita unos minutos para hacerse con ella al ser los mecanismos de acceso menos intuitivos de lo esperado.

En el apartado siempre importante de la seguridad cabe destacar en el nuevo Ford Mondeo, entre una lista muy amplia de elementos, los siguientes: faros de leds adaptativos, asistente de precolisión asociado a detector de
peatones activo que primero avisa y luego actúa para evitar atropellos, control de crucero adaptativo, sistema de reconocimiento de señales por cámara, aviso de salida de carril e innovador cinturón de seguridad trasero con airbag incorporado.

Vamos a detenernos en el propulsor. Hay cuestiones que nos gustaron y otras no tanto. Lo mejor: el silencio, la agilidad, las cifras de recuperación y las prestaciones. Lo que menos nos gustó, los consumos. Los ordenadores son los mejores aliados (no siempre, pero si habitualmente) de los conductores y nos transmiten mucha información. En el caso de nuestro protagonista y tras practicar una conducción mayoritariamente económica durante casi toda la prueba la media de consumo no nos bajó en ningún momento de los 9 litros....Mucho coche, si, pero mucho consumo también. Echamos en falta la versión diesel. Habrá que solicitarla cuanto antes.

Al volante estamos ante un automóvil muy interesante. Sus medidas son importantes y muestra destreza y agilidad, pero no estamos ante un Focus. Teniendo en cuenta sus notables dimensiones, su comportamiento es excelente en todo tipo de carreteras aunque su terreno natural, bien es cierto, son las vías rápidas. La unidad de pruebas llevaba el cambio automático PowerShift, muy solvente para transmitir de manera inmejorable toda la potencia del motor al conjunto mecánico. Las aptitudes dinámicas nos resultaron brillantes con una dirección inmejorable, buena frenada y un sistema de suspensión que armoniza muy bien comodidad y seguridad.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Ford Mondeo 1.5 Ecoboost Titanium señalar que estamos ante una berlina muy interesante. Con un diseño muy logrado, en particular su frontal de reminiscencias deportivas, el producto tiene mucha personalidad y todos los parámetros a análisis superan con muy buena nota el escrutinio del periodista. La lástima es que la versión quede lastrada por unos consumos excesivos no aceptables para economías de tipo medio. No hay problema. Se elige la versión diesel, que a buen seguro brillará en ese aspecto, y asunto arreglado.

La gama Mondeo puede ser adquirida a partir de 27.600 euros. La unidad probada cuesta 32.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.