Ford Ranger 2.2 TDCI

  • Published in

Hay vehículos que cuentan con el favor popular en determinadas áreas geográficas por su tipología, características y utilidades. Es el caso del Ford Ranger en un mercado, el norteamericano, en el que las pick up (camionetas en España) son consustanciales al paisaje rural. En Europa, sus ventas son más testimoniales. Recientemente probamos la versión con propulsor 2.2 TDCi con 150 CV, la más económica.

El nuevo diseño de su frontal hace al Ranger más aerodinámico. Presenta mejoras en su capacidad de carga, y sus nuevas líneas, de mayor altura, aseguran una mayor protección al conductor. Su interior es muy amplio y confortable, con unos asientos poco envolventes. La visibilidad trasera es discreta.

En materia de seguridad, el Ford Ranger cuenta con airbags para conductor y pasajero delantero, airbags laterales y de cortina, y un airbag de rodillas para el conductor, además del sistema de Control de Estabilidad (ESP). Es el primer pick-up que ha sido premiado con cinco estrellas en la clasificación Euro NCAP.

El modelo cuenta con dos posibilidades mecánicas: el mencionado propulsor 2.2 diesel de 150 CV y el motor de 3.2 litros, también diesel y 200 CV. Pueden transportar una carga útil de hasta 1.336 kg y remolcar hasta 3.350 kg. El vehículo alcanza unos niveles de CO2 de hasta 192 gr/Km.

Al volante, el Ford Ranger es un vehiculo diferente. No son habituales las pruebas de pick ups por estos lares y hay que saber acoplarse a su peculiar filosofía.

En tráfico urbano sus dimensiones no facilitan las maniobras, aunque el alto puesto de conducción y la comodidad ayudan.

En carretera su alto centro de gravedad y el sistema de suspensiones con ballestas traseras, entre otras cuestiones, no lo hacen el rey del asfalto precisamente, mientras que en pistas fuera de la carretera o el campo se mueve bastante bien porque es su terreno natural. Los consumos son altos.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Ford  Ranger señalar que es un pick up interesante para el campo, para trabajos agrícolas o bien urbanos de transporte de determinadas cargas.

En ciudad es tan cómodo como voluminoso y en carretera pide una conducción tranquila para no llevarse sobresaltos pues su manejo es un tanto rústico y obliga a realizar las maniobras con el mayor sentido de la anticipación posible.

La gama Ford Ranger puede adquirirse a partir de los 22.450 euros

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.