Skoda Citigo

  • Published in

Skoda CitigoDespués de haber probado el Mii y el Up!, el Citigo nos resultó familiar nada más subirnos a él. Normal, si tenemos en cuenta que los tres vehículos son muy similares y si partimos de la base de que tienen la misma plataforma y carrocería.

Volkswagen, Seat y Skoda comparten multitud de elementos y sólo pequeños detalles diferencian a uno de los otros.

El Skoda Citigo se presenta en carrocería de tres y cinco puertas  y tres niveles de equipamiento: Active, Ambition y Elegance. En el equipamiento básico prima la seguridad, disponiendo de airbags frontales, de cabeza y tórax, así como de control de estabilidad. El Citigo ha obtenido 5 estrellas en el test EuroNCAP. El aire acondicionado o las llantas de aleación son de serie en los Ambition y Elegance.

Skoda CitigoComo opción más destacable encontramos el detector de colisión frontal  que activa el freno de emergencia y el paquete que integra ordenador de abordo, sistema de navegación, manos libres y sistema multimedia en un solo dispositivo que se sitúa sobre el salpicadero. También son opcionales  el cambio manual robotizado  de 5 velocidades, el techo solar y la suspensión deportiva.

Al hablar del interior cabe destacar que los asientos delanteros tienen un atractivo aire deportivo dentro de un conjunto en el que se notan los detalles de calidad de un producto perteneciente al grupo VW. El maletero es amplio y más profundo de lo que pudiera parecer a simple vista desde el exterior.

La versión que nos cedió el fabricante portaba el propulsor de 60 CV (hay otra de 75 CV); un motor que destaca por unos consumos contenidos, unas prestaciones suficientes y un sonido agradable. A la eficacia mecánica le ayuda un cambio excelente por la suavidad, el manejo de la palanca y el escalonamiento.

Skoda CitigoAl volante, el Skoda Citigo es un automóvil de vocación y filosofía claramente urbana pero que demuestra su nervio, si se le exige, en carretera. Va muy bien en ciudad y a la hora de realizar recorridos extraurbanos todos sus componentes, desde la dirección a los frenos pasando por el cambio de marchas o el sistema de suspensiones trabajan a plena satisfacción del conductor. Su conducción es muy agradable y sencilla y es un vehículo con el que uno sintoniza rápidamente.

Como conclusión a nuestras impresiones al volante del Skoda Citigo debemos señalar que estamos ante una interesante opción de coche para ciudad por su contenido consumo, sus medidas (3,56 metros), y la facilidad de manejo. Si el comportamiento en carretera es bueno, el mantenimiento económico y el precio final contenido, 9.190 euros, estamos ante un automóvil muy a tener en cuenta a la hora de adquirir un vehículo por su excelente relación calidad-precio.


Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.