Ducati Multistrada

  • Published in

Gracias a Ducatalia tuvimos la oportunidad de probar la gran Ducati Multistrada en su versión del 2013. Como siempre, la estética de Ducati es inigualable en todos los detalles. Habiendo probado el modelo del año anterior, teníamos muchas ganas de comprobar las mejoras. Toda la electrónica que se puede poner a una moto la tiene la Multistrada.

Nos subimos a la moto y es un poco alta; llegamos justos con nuestro 1.80. En parado la moto se ve pesada, normal para su tamaño. Salimos por la ciudad, es manejable y cómoda, fácil de llevar.

La electrónica evitara que nos pasemos con el gas y existe la posibilidad de ajustar el comportamiento del motor. Entre los coches se maneja bien, pero este no es su mejor ambiente.

Nos vamos por autovía modo full y gasss. Hay que mirar el cuenta kilómetros para saber si vas deprisa, o mejor para quitar gas, porque seguro que vas muy rápido. La cúpula protege bien y las suspensiones hacen que que parezca que vas despacio, pero de eso nada. No os asustéis cuando miréis el marcador y tirar de frenos que la foto sale cara. Es cómoda, rápida y fácil en este terreno.

Vamos a complicarle la vida un poco y pasamos a las nacionales. Con buen asfalto la moto va muy bien, pero hay que anticipar las curvas pues se nota el peso y hay que trazar con antelación. Es muy rápida y segura, empezamos a disfrutar con las tumbadas, y rozando el caballete. Muy bien los frenos delanteros y un poco flojo el trasero. Las suspensiones funcionan muy bien tanto la trasera como la delantera y gassss.

Nos faltan curvas, asi que para el puerto de montaña, buen asfalto y muchas curvas, tiras de freno y se detiene. La entrada de curva aquí si que tienes que pensártela con antelación y abrir las curvas. Algo nos dice la suspensión delantera pero no se qué. Realmente funciona muy bien, se adapta al terreno y a las frenadas, pero no transmite. Tienes que fiarte de ella y la verdad que es un placer, pero hay que acostumbrase. Cuidado con los cambios de rasante dando gas, la moto tiende a levantarse y a hacer caballitos, pero mola ¿no?

Seguimos dando guerra y pasamos a un asalto regular malo. La suspensión sigue funcionando bien y empezamos a tirar de verdad de los frenos. Con curvas lentas y baches se defiende bastante bien pese a su peso y a la necesidad de anticipar las curvas, todo un juguete. De pronto escuchamos un ruido, ¿qué es? La cúpula vibra de vez en cuando y hace ruido ¿?

Disfrutando de lo lindo vamos cada vez más rápidos, pasamos a una carretera con mejor asfalto. Me acompañan en la prueba dos motos más ligeras y van rápidos. Para compensar el paso por curva mas lento de la más pesada Multistrada, tiro de frenos con ganas para recuperar terreno. Parece que todo va muy bien hasta que de pronto en una frenada el pedal del freno trasero se hunde y el freno trasero deja de funcionar. Aprieto con ganas el delantero y este responde muy bien, consigo entrar en la curva. El freno trasero desfallece con su uso intensivo y seguro que en pleno verano sufrirá mucho mas; un problema que Ducati seguramente solucionará ya que tiene conocimiento de estos fallos.

Después del susto y que el freno se recupere, volvemos a la nacional. Aquí está a su gusto. Curvas rápidas, buen asfalto,... como tira y como se aguanta, da mucha seguridad. Aunque el freno trasero lo llevamos en la cabeza, tiramos de él un par de veces después de recuperarse y vuelve a funcionar. Unas cuantas tumbadas más y.....tenemos que devolverla.

A la Multistrada le gusta las carreteras con buen asfalto y anchas donde puede sacar toda su tecnología, potencia y agilidad, los largos viajes por su comodidad, y de vez en cuando meterla por las carreras reviradas para encontrar sitios perdidos, pero ojo con el freno trasero si vais en modo racing, o sea, a por todas.

Seguro que sus propietarios disfrutarán de la moto en todas sus facetas y las alegrías están garantizadas, con buenas salidas y viajes a un ritmo que si no miras el cuenta kilómetros sera altísimo. Asi que nada, si te la compras a disfrutar.

El autor de la prueba agradece a Motos Medina su amabilidad y la cesión de la unidad de pruebas.


Texto y fotos: Juanjo Olcina

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.