Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV

  • Published in

El Skoda Karoq es un SUV compacto que mide 4.382 mm de largo, 1.841 mm de ancho y 1.605 mm de alto. El frontal se caracteriza por una amplia parrilla y faros dobles. En la zaga tiene un pequeño spoiler sobre el techo y pilotos traseros LED, que van en tres dimensiones. En la parte inferior del paragolpes es donde se aloja la salida de escape. Su puesta en escena global, con claras reminiscencias de sus hermanos de marca, presenta unas líneas redondeadas y elementos cromados que le dan un aire elegante.

El interior es amplio y funcional con un maletero que tiene una capacidad de 521 litros con los asientos en posición. Con los asientos traseros abatidos, el volumen aumenta hasta los 1.630 litros. El sistema de asientos VarioFlex ofrece la opción de contar con los tres asientos traseros totalmente independientes y ajustables individualmente. Los asientos también pueden quitarse por completo, lo que permite aumentar al máximo la capacidad de carga del SUV, hasta los 1.810 litros.

El Karoq cuenta con cinco variantes de motor disponibles, dos de gasolina y tres de diesel. La cilindrada es de 1.0, 1.5, 1.6 y 2.0 litros; su potencia oscila entre los 115 y los 190 CV. Todos los propulsores son turboalimentados de inyección directa, y disponen de tecnología start-stop y recuperación de la energía de frenada. A excepción del motor diesel más potente, todos pueden combinarse con una caja de cambios manual de 6 velocidades o una DSG de 7. El 2.0 TDI de 190 CV viene equipado de serie con tracción total. Probamos la versión turbodiésel 2.0 TDI de 150 CV. Es un propulsor conocido por su solvencia y fidelidad que proporciona muy buenas prestaciones y bajas cifras de consumo.

En materia de conectividad, instrumentación y equipamiento el producto ofrece una completa gama de sistemas de asistencia al conductor. Los nuevos sistemas de confort incluyen asistente de carril, detector de ángulos muertos, protección predictiva de peatones y asistente de emergencia. Todo ello aumenta la seguridad a bordo. Otros sistemas adicionales de asistencia permiten mantener la distancia de seguridad con el coche de enfrente, informar sobre señales de tráfico importantes y asistir al conductor durante las maniobras estacionamiento.

Al volante se puede elegir entre cinco modos de conducción: Eco, Normal, Sport, Individual y Snow. Cada una ofrece un ajuste diferente de la respuesta del motor, la dirección, suspensión y aire acondicionado. Otro botón adicional en la consola, denominado “off-Road” está pensado para circular fuera de carretera; activa los sistemas de ayuda al descenso de pendientes y hace más rápida la transición a la tracción total en caso de falta de agarre. En carretera nos pareció un buen producto y en ciudad se defiende bien, así como en terrenos de dificultad media pues hay que dejar claro que no estamos ante un todoterreno.

En resumen, el Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV tiene un diseño con personalidad, ofrece un excepcional espacio en el interior y el maletero, nuevos sistemas de asistencia al conductor y por primera vez en el fabricante checo un panel de instrumentos digital. La versión probada incorporaba un motor muy bueno en el binomio prestaciones-consumos. En este modelo se aplican algunas ideas inteligentes como el pedal virtual para el sistema de apertura sin manos del maletero. Además, se pueden transportar objetos particularmente largos abatiendo el asiento del acompañante. Un producto muy completo e interesante en la relación calidad-coste. El precio de la gama Karoq arranca de los 19.200 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.