Renault Mégane RS Cup

  • Published in

La prueba de la semana está protagonizada en esta ocasión por el Renault Megane RS Cup. La versión se caracteriza por su frontal deportivo, con calandra de nido de abeja, paragolpes y aletas ensanchadas para cubrir el mayor ancho de vías y el grupo de luces LED. Estas incluyen ópticas de posición, de curva, faros antiniebla y luces de carretera. Las llantas de 19”, el gran spoiler trasero y sobre todo, el difusor con la salida de escape central integrada, dan una imagen muy deportiva a la zaga de esta "indómita" versión del popular Mégane.

En el interior, el Mégane RS destaca por montar unos estupendos backets procedentes del especialista Recaro, unos asientos tapizados en Alcántara que garantizan un agarre excepcional incluso en circuito. No faltan detalles en color rojo que se extienden por el volante con logo RS, una instrumentación específica o una decoración basada en el color negro con el que se enfatiza el componente deportivo del conjunto. No faltan otro ingrediente clásico de este tipo de modelos como son los pedales con acabado metálico.

A efectos tecnológicos, una de las novedades más relevantes del Mégane RS Cup es la incorporación de la tecnología 4Control. El sistema de cuatro ruedas directrices de Renault aporta gran agilidad a baja velocidad y máxima seguridad a alta velocidad. Por debajo de 60 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras; por encima, las ruedas traseras giran en la misma dirección que las delanteras y se incrementa la velocidad de paso por curva.

El Renault Mégane RS Cup incorpora un motor de cuatro cilindros y 1,8 litros turboalimentado con 280 CV de potencia y un par máximo de 390 Nm disponible entre 2.400 y 4.800 vueltas. Es el mismo motor que llevan coches hermanos como el nuevo Alpine A110. Los ingenieros de Renault han trabajado mucho para disminuir y disipar el calor de la culata y han recurrido a los especialistas de Renault Sport. Otra curiosidad del deportivo francés: el turbocompresor de doble entrada. Esta tecnología permite mejorar el funcionamiento a bajas revoluciones.

Al volante estamos ante una versión esencia de la deportividad en una berlina de gran comercialización. La transformación lo convierte en un vehículo muy eficaz. El motor, potente, funciona bien a todo tipo de regímenes, principalmente en lo altos, con cambios de tono progresivos. La dirección es precisa, la frenada irreprochable y el cambio, manual de 6 marchas en la versión testada, excelente en manejo y escalonamiento. Las suspensiones, duras como procede en un deportivo, convierten al automóvil en un dechado de nobleza sin resultar incómodo. Una versión para disfrutar de la conducción en estado puro.

En resumen, el Renault Mégane RS Cup sigue muy dignamente la tradición del fabricante del rombo de producir y poner en circulación excelentes variantes deportivas de modelos de gran tirada y ventas. En el caso que nos ocupa, nuestro protagonista es fiel heredero de versiones caracterizadas por las altas prestaciones, la seguridad, la fiabilidad y la deportividad, vocablos consustanciales a productos especiales y que conforman la seña de identidad de una marca que tiene una esencia, también, inequívocamente racing. El Mégane RS Cup es potente, prestacional, seguro, cómodo y estéticamente atractivo. El precio del Renault Megane RS Cup es de 31.900 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.