Smart, primera marca en apostar íntegramente por los motores eléctricos

  • Published in

A pesar de la reticencia inicial de muchos consumidores y de la delicada situación en la que se encuentra el mercado automovilístico español, que ya registra 10 meses a la baja, los coches eléctricos han conseguido posicionarse como una opción que cada vez escogen más compradores. Una decisión, por otra parte, que no debe sorprendernos si tenemos en cuenta la intención de las autoridades de eliminar de la vía pública a todos los coches de combustión de aquí a 2050.

Esta fecha de caducidad para los automóviles tradicionales, unida a las diferentes ayudas que se han dado desde los organismos públicos para adquirir un coche eléctrico, como el Plan MOVES o el Plan MUS, ha provocado un aumento significativo en las ventas de automóviles que emplean esta tecnología. Así, y según datos ofrecidos por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), en lo que llevamos de 2019 se han matriculado más 5.000 vehículos eléctricos puros, y la tendencia continúa al alza.

No obstante, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta esta tecnología es el elevado coste de los coches que la emplean. Sirva como ejemplo el siguiente dato: de los 22 coches eléctricos más vendidos en nuestro país, ninguno baja de los 20.000 euros, llegando incluso a cifras tan elevadas como los 96.700 euros que cuesta el Tesla Model X. A un precio demasiado alto para el bolsillo del español medio, debemos sumarle la poca oferta que todavía hay en el mercado. Si bien es cierto que los principales fabricantes se han puesto las pilas en los últimos años en cuanto a la fabricación de automóviles híbridos y eléctricos, también lo es que esta sigue siendo anecdótica en comparación con la fabricación de vehículos con motor de combustión. Pero parece que esta situación podría revertirse gracias a decisiones como la que acaba de anunciar el fabricante alemán Daimler AG, que ha afirmado que sus coches Smart serán 100% eléctricos a partir del próximo año 2020.

Con esta decisión, Smart promete revolucionar el mercado del automóvil a corto plazo. De esta forma, del mismo modo que Howard Hughes marcó un antes y un después en el sector del juego en Las Vegas, Motorola en el campo de la comunicación al sacar a la venta el primer teléfono móvil o Apple en el campo de la música digital con el lanzamiento del iPod, el fabricante alemán espera sentar un precedente en la fabricación de coches eléctricos, siendo el pionero en apostar íntegramente por esta tecnología que cada vez gana más adeptos entre los compradores. De esta forma, la marca enfocada a la venta de automóviles pensados en exclusiva para los entornos urbanos ampliaría la gama de vehículos que actualmente tiene en el mercado con nuevos modelos. Recordemos que a día de hoy podemos optar por el Smart EQ fortwo, el Smart EQ fortwo cabrio o el Smart EQ forfour en el caso de querer adquirir un coche de esta firma.

Los tres son vehículos tan compactos que permiten un manejo sencillo y práctico en las ciudades, espacios en los que, además, optar por la tecnología eléctrica es un acierto: la autonomía del automóvil es mayor al no recorrer grandes distancias ni a grandes velocidades, y existe un número elevado de puntos de carga. Tal es su adaptabilidad a los espacios urbanos, que Smart ofrece tres de estos cuatro modelos para alquilar por minutos a través de su flota car2go.

No obstante, esta apuesta por la energía limpia no le saldrá demasiado rentable a la compañía, pues los costes de fabricación de un vehículo totalmente eléctrico son significativamente más elevados que los de un vehículo de combustión. De hecho, puede que sea el aspecto económico el que ponga en jaque el anuncio de convertirse en el primer fabricante en apostar íntegramente por la tecnología eléctrica. Recordemos que ya en 2018 Smart prometió que todos sus coches serían eléctricos a partir de este año, algo que a la vista está no han cumplido. En el caso de que finalmente logren su propósito para el próximo 2020, todo apunta a que la fabricación se trasladaría a China con el objetivo de reducir costes. Esta sería una maniobra comercial muy inteligente por parte de la compañía, ya que en ese país cuentan con el fabricante BAIC Group como socio.

Habrá que esperar unos meses para comprobar si Smart hará historia en el campo de los automóviles eléctricos convirtiéndose en la primera firma en apostar al 100% por esta tecnología.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.