Diferencias entre conducir un coche eléctrico y uno de gasolina

  • Published in

Si acaba de adquirir su primer coche eléctrico, o está a punto de comprarlo, probablemente le asalten muchas dudas. Una de las más comunes es si existe alguna diferencia a la hora de conducirlo, respecto a un coche de gasolina o diesel. Aunque es prácticamente igual, sí que existen algunas pequeñas diferencias que debe tener en cuenta para sacarle mejor partido a la conducción de su coche eléctrico. Lo primero que debe tener en cuenta a la hora de conducir un coche eléctrico es que carece de caja de cambios y de embrague. Inicialmente, podría decirse que se conduce, en este sentido, como un coche con cambio automático.

Pero con una diferencia: en un automático, que no cambie la marcha no significa que no lo haga el coche, por lo que la aceleración será progresiva; pero, en un eléctrico, dado que no hay marchas, tendrá la máxima potencia del motor desde cero revoluciones, con lo que la aceleración es inmediata y muy superior.

Enlazando con lo anterior, debido a su gran fuerza de aceleración, es importante que su conducción sea eficiente, evitando acelerones y frenazos bruscos. Si pisa el acelerador a fondo, el coche saldrá, literalmente, “disparado”. Acostúmbrese a acelerar poco a poco. En los coches eléctricos, el freno es regenerativo. Es, quizás, una de las mayores diferencias, o al menos a la que más tarda uno en acostumbrarse al pasar de un coche de combustión a uno eléctrico.

En el coche eléctrico, el acelerador sirve también como freno, en el sentido de que, cuando levanta al pie del acelerador, el coche pierde velocidad. Equivale a pisar suavemente el freno en un vehículo convencional. Además, a diferencia de los coches de gasolina o diesel, cada vez que suelte el acelerador, esa fuerza cinética la va a aprovechar su vehículo para recargar la batería. Esto es lo que se conoce como freno o frenada regenerativa.

No obstante, no debe olvidar el pedal de freno, para cuando tenga que parar en seco o totalmente, por ejemplo en un cruce o semáforo. Si durante la conducción se acostumbra a aumentar y reducir la velocidad sólo con el pedal de aceleración, comprobará que la carga de su coche dura mucho más.

Una de las cosas más llamativas la primera vez que se sube uno a un coche eléctrico es el silencio absoluto. El coche eléctrico no emite ningún tipo de ruido, ni de vibraciones, ya que tampoco las causa su motor. Pero, ¡ojo!, del mismo modo que usted no lo percibe, tampoco lo harán los peatones, por lo que debe estar muy atento a la calzada sobre todo cuando conduce por ciudad.

Hay varios elementos que harán que se sienta más seguro a bordo de su coche eléctrico, respecto a uno convencional. En primer lugar, dado que el par motor es instantáneo, le permite una respuesta inmediata por su capacidad de aceleración. En segundo lugar, también percibirá la seguridad en el peso del coche. Esto es debido a las baterías y a su reparto en el vehículo.

Su mentalidad, a la hora de conducir un coche eléctrico, también va a cambiar. Si es de los que acostumbran a dejar el coche casi en reserva, con uno eléctrico no podrá hacer eso. Antes de salir de casa, asegúrese de que tiene la batería cargada. Y, si va a hacer trayectos largos, no está de más que se informe de dónde puede parar a recargar su coche.

En el coche eléctrico, también se acostumbrará a no abusar del aire acondicionado ni de la calefacción, dado que consumen mucha batería. Utilícelos cuando sea imprescindible y con temperaturas más adecuadas. En definitiva, se trata de darle un uso más racional.

Siempre que pueda, conduzca en modo ECO, presente en prácticamente todos los coches eléctricos.

El modo ECO suaviza la respuesta del motor y, aunque reduce sus prestaciones, podrá usarlo tanto en carretera como en ciudad, salvo que conduzca, por ejemplo, por una zona con muchas cuestas.

 

 

Fuente: Movelco

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.