Consejos para evitar deslumbramientos durante la conducción

  • Published in

El deslumbramiento se origina cuando en el campo visual aparece una fuente luminosa de brillantez superior a la de la iluminación general. Produce una contracción máxima de la pupila, molestias visuales transitorias y pérdida momentánea de la vista. Los túneles, los cambios de luces de noche o los reflejos nos pueden poner en problemas. He aquí algunos consejos para evitar deslumbramientos: en primer lugar, utilizar gafas de sol cuando se conduce con el sol de cara. También las viseras parasol de los coches son para momentos puntuales de gran deslumbramiento.

Si conduce muchas horas con alta luminosidad o con sol de frente, realice paradas más frecuentes para descansar: la exposición prolongada a esas condiciones aumenta la fatiga visual. Mantenga limpias las lunas del coche, especialmente las delanteras y traseras: cuando circule a contraluz, las manchas y la suciedad producen un efecto difusor que multiplica el deslumbramiento. Si no ve bien, mejor circule más despacio. En situaciones de deslumbramiento disminuya la velocidad.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.