Audi A8 50 TDI 286 CV quattro tiptronic

  • Published in

El Audi A8 es una declaración de estilo y señala la llegada de una nueva era para el diseño de la marca. El frontal con la parrilla más ancha y la presencia fluida y poderosa simbolizan elegancia deportiva, sofisticación y condición vanguardista. Posee una presencia imponente. Proclama su identidad mediante los llamativos grupos ópticos delanteros con iluminación láser y las luces traseras combinadas con una tira horizontal de led. Probamos la versión 50 TDI quattro tiptronic 286 CV.

En su interior, el A8 recuerda a un salón amplio y suntuoso. Cada detalle desprende un aire de calidad singular, desde las perforaciones en la tapicería de los asientos hasta la apertura y cierre eléctricos de las salidas de ventilación. En el interior se ha adoptado deliberadamente un diseño minimalista. En el centro hay una pantalla táctil de 25,7 cm (10,1 pulgadas) que, cuando está apagada, parece casi invisible dentro de un entorno negro muy brillante denominado black-panel. El conductor puede activar una serie de funciones mediante control por voz. La información de los destinos o las fuentes de música están disponibles bien a bordo o bien proporcionadas por una conexión con la nube a velocidad 4G.

En materia tecnológica uno de los elementos más significativos es la suspensión. Dependiendo de las preferencias del conductor y de las condiciones de circulación, es capaz de elevar o bajar independientemente cada rueda mediante actuadores eléctricos. Esta posibilidad confiere un enorme margen de funcionamiento a las condiciones de marcha, que abarca desde el suave confort de suspensión característico de un sedán de lujo hasta el dinamismo de un deportivo. En combinación con el Audi pre sense 360°, se puede elevar rápidamente la carrocería si existe la posibilidad de un impacto lateral, lo que reduce las posibles consecuencias del accidente para todos los ocupantes.

El nuevo Audi A8 se comercializa para el mercado europeo con dos motores V6 Turbo, que han sido objetivo de un completo rediseño. Las opciones incluyen una variante diésel y otra gasolina, ambas con un bloque de tres litros de cilindrada. El TDI genera una potencia máxima de 286CV, y la versión TFSI rinde 340 CV. El propulsor de la unidad probada, versión 50 TDI de 286 CV, tracción integral permanente (quattro) y cambio secuencial semiautomático tiptronic es un motor silencioso, elástico, potente, prestacional y con unos consumos enormemente optimizados si tenemos en cuenta la relación peso-potencia del vehículo. El cambio de marchas es uno de los mejores del mercado porque posibilita cambios fulgurantes sin caídas de régimen. El binomio motor-cambio, por tanto, nos parece impecable.

Al volante, cabe destacar que el nuevo A8 es el primer automóvil de producción desarrollado específicamente para una conducción altamente automatizada. Toma el control de la conducción en circulación lenta, hasta 60 km/h en autovías y autopistas, donde haya una barrera física entre los dos sentidos de circulación. El sistema se activa mediante el botón AI en la consola central. El "traffic jam pilot" se encarga del arranque, la aceleración, la dirección y la frenada. El conductor ya no necesita supervisar constantemente lo que hace el coche, puede quitar las manos del volante y, en función de las leyes de cada país, centrarse en diferentes actividades proporcionadas por el vehículo, como ver la televisión. Tan pronto como el sistema llega a su límite, requiere al conductor para vuelva a llevar a cabo la tarea de conducir.

Como resumen señalar que el Audi A8 50 TDI 286 CV quattro tiptronic es una de las máximas referencias actuales entre las grandes berlinas. En su cuarta generación, el producto continúa a la vanguardia de la técnica, con un nuevo lenguaje de diseño y un innovador principio de funcionamiento en su pantalla táctil. Presenta soluciones de alta calidad en materia de suspensiones, con un confort y una seguridad sensacionales. Es también el primer automóvil de producción en el mundo que ha sido desarrollado para una conducción altamente automatizada, con parámetros como el aparcamiento pilotado o el asistente para la conducción en atascos. Viajar con él es un placer absoluto. Un vehículo y una versión sobresalientes. El precio de la gama A8 de Audi arranca de los 97.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.