Mercedes E 220 D Cabrio

  • Published in

Nuestra prueba de la semana está protagonizada por el Mercedes E 220 D Cabrio. Es un poco más voluminoso que su antecesor, pues mide 4’8 metros de largo, 1’8 de ancho y 1’4 de alto. Su distancia entre ejes es de 2’8 metros. La novedad principal es la capota de tela. Tiene varias capas en busca de aislamiento y en pro del accionamiento eléctrico. El proceso de apertura/cierre dura tan solo 20 segundos y se puede realizar con una velocidad de hasta 50 kilómetros/hora. La capota está disponible en color negro, marrón, azul o granate. Para mejorar el confort se incluye un sistema de climatización específico que es capaz de detectar cuando circulamos descapotados.  

El interior mimetiza las excelentes propuestas del Coupé del que deriva, con una pantalla de 12’3 pulgadas, que, al tiempo que aporta mucha información al conductor, sirve de consola para gestionar variadas opciones de entretenimiento. El equipamiento opcional y las posibilidades de personalización son pecularidades de esta versión. Un ejemplo es el sistema Airscarf, que insufla aire sobre la nuca, algo muy recomendable para cuando circulamos sin techo. El producto también contempla una iluminación con 64 tonalidades diferentes para elegir.

La gama de propulsores está formada por el E300 de 245 CV y E400 de 333 CV en gasolina, mientras que las dos opciones diésel son los E220d de 170 CV y E350d de 258 CV. Como novedad, se puede disponer en algunas de ellas de la tracción integral 4Matic, aunque la caja de cambios automática 9G-Tronic es común a todas ellas. Nuestra unidad de pruebas portaba el motor diesel de 170 CV, ideal para nosotros en cuanto a prestaciones y consumos, con un sonido casi imperceptible y gran agilidad.

En materia de seguridad, todo está bajo control en el Clase E Cabrio. Incluye crucero adaptativo con funcionalidad de parada y marcha, frenado de emergencia autónomo, asistencia automática al cambio de carril y ayuda activa a la dirección. También implementa múltiples elementos en materia de conectividad, enviando al conductor advertencias de problemas en el entorno, si hay problemas de visibilidad en ángulos muertos, esquinas u objetos de cualquier tipo.

Al volante, la tecnología diésel garantiza una conducción eficiente como prioridad absoluta, con unos consumos realmente bajos. El conductor cuenta además con el máximo confort de propulsión por prestaciones. Una mecánica que combina ambas facetas con solvencia, algo habitual en la casa de la estrella, es una obra de arte de la ingeniería. Todos los elementos que protagonizan la seguridad activa actuán de manera sobresaliente: dirección, frenos, cambio, chasis y suspensiones. Conducir el Clase E Cabrio es tan placentero como seguro y eficaz, disfrutándose de cada kilómetro de viaje. Pese a ser un descapotable, la rumorosidad es muy baja, lo que se agradece en desplazamientos largos.

En resumen, el Mercedes E 220d Cabrio es un automóvil pensado para disfrutar de manera lúdica de una tecnología sobresaliente. Es un vehículo cómodo, seguro y un "tragamillas" económico. La mecánica y la tecnología implementadas en el producto son líderes en el mercado. La firma de la estrella siempre va un paso por delante y lo notamos por detalles como la elegante y sobria puesta en escena, el accionamiento de la capota, los acabados, el equipamiento en materia de seguridad o la conectividad. El propulsor de la unidad de pruebas tenía la relación potencia-prestaciones-consumos ideal para nuestro gusto. Un vehículo y una versión excelentes. La gama E Cabrio de Mercedes puede adquirirse desde 47.900 euros.   

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.