Ford Fiesta ST Line 1.0 Ecoboost

  • Published in

Ford está potenciando la imagen deportiva de su gama. Y un claro ejemplo es el Fiesta ST-Line, protagonista de nuestra prueba de la semana en su versión 1.0 Ecoboost 125 CV. Esta configuración se inspira en la estética de los modelos ST y en su dinámica de conducción. Con una suspensión deportiva y una carrocería con 10 mm. de altura libre al suelo se trata de una opción intermedia entre las versiones convencionales y las variantes de más altas prestaciones. Estéticamente presenta detalles deportivos como la rejilla frontal en panal, las llantas de diseño exclusivo, los difusores traseros y el spoiler de techo.

En el interior destacan los asientos deportivos con costuras de contraste en hilo rojo y el volante de cuero estilo ST remachado en gris. Se mantienen accesorios personalizados como la palanca de cambios y los estribos al estilo ST-Line. Cuenta con pedales de aleación mecanizados y embellecedores de marca. En el habitáculo se muestra como un vehículo compacto, bien terminado y con un claro aire juvenil y deportivo. Dispone de tecnología de última generación, con buena conectividad.

En materia de propulsores, el Ford Fiesta ST-Line cuenta con los EcoBoost 1.0 de 100 y 125 CV con transmisión manual de cinco velocidades y cambio automático PowerShift, la versión más potente de este mismo motor (140 CV con cambio manual de cinco velocidades) y una opción diésel: el nuevo TDCi de 1.5 litros y 95 CV ofrecido con un cambio manual de cinco velocidades. Nosotros probamos la versión de gasolina de 1.0cc y 125 CV.

En lo que respecta al equipamiento se incluye se serie aire acondicionado, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando, tercer reposacabezas trasero, sistema de audio con pantalla de 4,2 pulgadas, bluetooth, limitador de velocidad, retrovisores termoeléctricos, encendido automático de luces y sistema Ford MyKey. El ST-Line añade a lo citado las llantas de aleación de 17 pulgadas, suspensión deportiva, frenos de disco traseros, asientos delanteros deportivos con ajuste lumbar, volante deportivo ST forrado en piel y con costuras a contraste, pomo del cambio en piel, sistema de arranque por botón Ford Power, pedales de aluminio y acceso sin llave.

Al volante, destaca por su buen comportamiento dinámico. A reseñar su agilidad y buen equilibrio de conjunto. La seguridad en la conducción queda clara desde las primeras evoluciones ruteras. Además, es cómodo, con unos asientos envolventes. Las suspensiones están muy bien taradas para nuestro gusto. Es noble en el trazado de las curvas, frena bien y muestra aplomo en zonas sinuosas con una dirección suave y precisa y un accionamiento del cambio muy agradable.

En resumen, el Ford Fiesta ST Line 1.0 Ecoboost 125 CV destaca por una buena aptitud rutera y un propulsor racional y eficaz, pensado para economizar sin renunciar a una conducción ágil si las condiciones ruteras lo permiten. Atractivo por dentro y por fuera es un producto con un aire claramente juvenil, seguro, tecnológicamente notable y adaptado a la ciudad y a la carretera. El Fiesta ST-Line se comercializa a partir de los 17.225 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.