Toyota Auris Hybrid

  • Published in

Los híbridos son los vehículos de moda y son más eficaces cuando más tiempo están en modo eléctrico en detrimento de la alternativa de combustión.

Hoy analizamos el Toyota Auris Hybrid, la cuarta propuesta cronológica del fabricante nipón por las nuevas tecnologías limpias en materia de automoción en las que fue además pionero con el Prius, un referente en la materia. Toyota ha colocado las baterías del motor eléctrico debajo de los asientos traseros.

El diseño exterior se distingue por una carrocería más afilada y más baja respecto al antecesor, lo que da un aire deportivo al conjunto. El frontal es muy atractivo y la zaga no desentona frente a este. El coeficiente aerodinámico es de 0,28. Es más bajo pero más largo que su antecesor y pesa menos. El interior es amplio, cómodo y funcional, con buenas terminaciones. El maletero tiene 360 litros de capacidad.

Cuenta con un motor convencional de gasolina de 1.8 litros, además de otro eléctrico HSD de corriente alterna. Entre los dos se dispone de 136 CV. Por debajo de los 20 km/h y en los arranques, la función motriz corresponde al eléctrico, mientras que en velocidades punta más altas ya funciona el convencional, mientras se recarga el eléctrico.

Hay tres tipos de conducción: EV, Eco y Power. En el caso de la primera no emite dióxido de carbono y puede recorrer dos kilómetros a velocidades de hasta 50 km/h. El vehículo tan sólo emite 87 g/km de CO2 a la atmósfera.

Hay tres niveles de equipamiento disponibles: Live, Active y Advance. El primero de ellos sólo puede combinarse con el motor Diesel de 90 CV y trae de serie siete airbags, pantalla táctil para el control de la radio con CD y MP3 y los dispositivos USB, climatizador y asistente de arranque en pendientes. El paquete Active está disponible para todos los motores y añade al Live los siguientes elementos: bluetooth, cámara trasera de aparcamiento, faros antiniebla y llantas de aleación de 16 pulgadas entre otros.

Por último, el equipamiento Advance se incorpora únicamente en la versión híbrida que fue la probada por este digital y la Diesel de 124 CV y añade a todo lo dicho anteriormente un sistema de ayuda al aparcamiento, entrada y arranque sin llave, conexión automática de luces y limpiaparabrisas, cambio automático entre luces cortas y largas, tapicería de cuero y tela, faros de xenón para cortas y largas y llantas de 17 pulgadas. En opción para todas las versiones queda el sistema de navegación, la tapicería de cuero perforada y el techo panorámico de cristal.

Al volante, lo primero que llama la atención es que Toyota ha endurecido, con buen criterio, las suspensiones. Se ha ganado en confort de conducción y, sobre todo, en sensación de seguridad.

El Auris actual tiene más aplomo y se obtienen mejores sensaciones de nobleza en el paso por curva. A ello ayuda la dirección, suave y precisa. La frenada es correcta. La transmisión automática CVT efectúa los cambios con bastante suavidad y sin desagradables tirones. Los consumos son razonables pero los esperábamos más bajos y mayor actividad por parte del "corazón" eléctrico. El motor de combustión no nos resultó especialmente brillante.

Como resumen de nuestras impresiones al volante del Toyota Auris Hybrid señalar que estamos ante un vehículo muy logrado estéticamente, que tiene su mayor baza en los bajos consumos urbanos si practicamos una conducción económica que es lo que nos piden este tipo de automóviles nada más girar por primera vez su llave de contacto.

Una vez que vemos que circulamos con el motor eléctrico y con el único sonido de la banda de rodadura nos "picamos" con nosotros mismos y con la tecnología incorporada para ver hasta que punto somos capaces de dejar inactivo su discreto motor de combustión.

El precio del Toyota Auris Hybrid es de 23.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.