Range Rover Evoque TD4 Convertible 180 CV HSE Dynamic

  • Published in

El Evoque Convertible es un coche nuevo en muchos aspectos. Comparte diseño exterior y tamaño con el Evoque convencional, pero la incorporación de una capota de lona ha exigido la total revisión del chasis del modelo para aumentar la rigidez del conjunto. También simboliza el desarrollo tecnológico de Range Rover, pues se trata del primer descapotable de la marca premium de Land Rover, alejándose en el caso de este SUV de los vehículos fabricados para un uso off-road mayoritario. Su puesta en escena es muy llamativa y atractiva, siendo el centro de todas las miradas.

El habitáculo del vehículo transmite elegancia y distinción, con unos asientos especialmente cómodos y ergonómicos y tecnología de primer orden gracias al sistema de infoentretenimiento que cuenta con una pantalla táctil estándar de 10,2 pulgadas de inicio personalizable que ofrece una interacción intuitiva y un acceso fácil a todas las características disponibles. En el apartado de la protección de los ocupantes el vehículo incorpora un doble arco de seguridad de aluminio en la zona trasera del habitáculo que se despliega en 90 milésimas de segundo en caso de vuelco.

En lo referente al equipamiento y los elementos más significativos en materia de seguridad señalar que el modelo puede equipar faros opcionales adaptativos que encajan perfectamente con el diseño del vehículo, dándole a la vez un aspecto elegante y mayor potencia de iluminación. Su capota, diseñada siguiendo las últimas mejoras del sector, se pliega en tan sólo 18 segundos siempre que se circule a una velocidad máxima de 48 km/h. En ella se han primado tanta la insonorización como la estanqueidad, pues hablamos de un automóvil capaz de realizar vadeos y circular fuera de carretera.

El Range Rover Evoque Convertible inicia su comercialización disponible en dos acabados: el estándar SE y el más exclusivo HSE, con una gran cantidad de extras muy interesante. La gama de motorizaciones es idéntica para ambos acabados y está compuesta por dos propulsores diésel (TD4 Dynamic de 150 y 180 CV) y uno de gasolina (Si4 Dynamic de 240 CV), todos asociados a una caja de cambios automática de nueve velocidades y tracción total. Nosotros utilizamos la versión de 180 CV HSE Dynamic. El propulsor nos gustó por su agilidad, recuperación, prestaciones, razonables consumos y baja rumorosidad.

Al volante, el Range Rover Evoque Convertible es un vehículo muy completo. Muy vistoso exteriormente, es amplio por dentro. Ofrece espacio para que viajen cuatro adultos cómodamente (lo que le convierte en un descapotable 2+2 con carrocería de dos puertas), con un maletero suficiente de 251 litros de capacidad con espacio para esquís y otros objetos largos, y una longitud de 4,37 metros. Dinámicamente se desenvuelve de manera notable en carretera y fuera de ella mantiene también una buena competitividad. La polivalencia es otra de sus virtudes, sin olvidar la tecnología implementada.

En resumen, el Range Rover Evoque TD4 Convertible 180 CV HSE Dynamic es un producto con mucha personalidad, muy atractivo, amplio, cómodo y polivalente, poseedor de una mecánica solvente en materia de prestaciones y que incorpora un buen número de aditamentos tecnológicos para hacer la conducción lo más segura, placentera y eficaz posible. Se maneja bien en todo tipo de terrenos, incluida la "jungla" urbana. Los precios del Evoque Convertible arrancan de los 55.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.