Mitsubishi Outlander 200 MPI CVT

  • Published in

El diseño del nuevo Mitsubishi Outlander denota refinamiento y robustez. La línea exterior destaca por el frontal, común en la firma y las llantas de aleación de 18 pulgadas. Exteriormente los cambios se preciben en los nuevos faros led, el doble acristalamiento en las ventanillas delanteras, el parabrisas acústico y las ventanillas traseras más gruesas. El producto cuenta con 4.695 mm de longitud, 1.810 mm de anchura y 1.680 mm de altura. Todo ello con una distancia entre ejes de 2.670 mm. 

 

El habitáculo es amplio y confortable, gracias a su generoso espacio interior, con cómodos asientos y alta calidad de materiales. Puede configurarse de diversas maneras, adaptándose a cada necesidad, con buena calidad de fabricación. Se dispone de 5 auténticas plazas y el vehículo permite un suelo de carga plano hasta los asientos delanteros y un doble fondo con 5 compartimentos en los que organizar el maletero o simplemente encajar las bolsas de la compra. El maletero va desde los 500 litros hasta los 1.718 en función de los pasajeros que se suban al coche.

En materia tecnológica y de seguridad dispone de sofisticados sistemas que protegen a todos los ocupantes. Entre dichos sistemas están la carrocería Rise (Reinforced Impact Safety Evolution) de alta protección, siete airbags SRS, así como innovadores e inteligentes sistemas electrónicos que ayudan a evitar colisiones frontales. Está equipado con una cámara de 360 grados, sistema de detección de ángulo muerto y un sistema de info-entretenimiento SDA, entre otros elementos.

La gama de mecánicas incluye una versión diésel (150 CV), otra de gasolina (150 CV) y la híbrida PHEV (203 CV). Nosotros probamos la variante de gasolina, denominada 200 MPI, que usa un bloque motor de dos litros de cilindrada, asociado a una caja automática de variador continuo y cuenta con tracción a las ruedas delanteras. Su motor 2.0 de 4 cilindros, acoplado a un cambio automático CVT con levas de volante, permite prestaciones similares a las que ofrece el diésel automático.

Al volante es un producto muy sensible al tipo de conducción practicada y a las circunstancias de la ruta sobre todo si esta es muy montañosa y/o revirada. Si buscamos alternativas llanas el bolsillo lo agradece y hacemos las paces con el vehículo. La conducción resulta silenciosa por el trabajo de insonorización que reduce al mínimo la percepción de ruido aerodinámico, de rodadura o del motor. Es cómodo pues el habitáculo es de los más amplios de su categoría. La geometría de las suspensiones lo convierten en un vehículo cómodo y proclive a sortear obstáculos de tipo medio.

En resumen, el Mitsubishi Outlander 200 MPI CVT es un producto que destaca por la amplitud y la tecnología incorporada. A reseñar, las mejoras implementadas en la gama por el fabricante japonés respecto a sus antecesores en detalles como la calidad de los materiales del interior, la insonorización, las suspensiones, la rigidez de carrocería o la calibración de la dirección. El precio del vehículo es de 23.400 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.