Citroën C3 BL 100

  • Published in

El nuevo Citroën C3 se caracteriza por un diseño único y atrevido, con fuerte personalidad y una conectividad totalmente al día en el que destacan los prácticos Airbump exclusivos de la marca. Las posibilidades de personalización con hasta 36 combinaciones de carrocería y techo, la conectividad y el confort son sus bazas para seducir a quienes buscan originalidad y practicidad.

En el interior se puede optar entre 4 armonías interiores que permiten configurar el habitáculo para que sea un fiel reflejo del estado de ánimo de quienes van a viajar en él. Este cuidado por la comodidad de cada persona se nota desde el momento en el que se entra en el coche. En él influyen los asientos, el techo acristalado panorámico, los compartimentos portaobjetos, los colores y materiales. La habitabilidad interior se ha mejorado respecto a la generación anterior, sobre todo en la parte trasera, ampliando el espacio para las piernas gracias al crecimiento de su carrocería.

En el apartado tecnológico, el automóvil estrena la ConnectedCAM Citroën, una cámara HD con objetivo gran angular, conectada, que permite capturar, en forma de imágenes o de vídeos, instantes de la vida y compartirlos inmediatamente en las redes sociales, o conservarlos como recuerdo. Además, incorpora lo último en ayudas a la conducción, como la navegación conectada 3D con reconocimiento de voz, la cámara de visión trasera, la alerta de cambio involuntario de carril y la vigilancia del ángulo muerto.

El nuevo C3 dispone de motorizaciones de última generación gasolina PureTech y diésel BlueHDi, unas propulsores eficientes y de altas prestaciones. En gasolina, está disponible, con cambio manual, con motores tricilíndricos PureTech 68, 82 y 110 (Stop & Start). En diésel, con cambio manual, con propulsores BlueHDi 75 (Stop & Start) y BlueHDi 100 (Stop & Start).

Al volante es un coche pensado sobre todo para ciudad, pero se desenvuelve muy bien en carretera. Por autovía, la geometría de las suspensiones permite circular de manera cómoda y eficaz habida cuenta las limitaciones de velocidad existentes. Su reglaje de suspensiones es básicamente urbanita. Con la propuesta mecánica cedida, la BlueHDi de 100 CV, se opta por la economía (nos consumió menos de 5 litros a los 100) y se quedan en segundo lugar las prestaciones. Dirección y frenos cumplen su misión correctamente, mientras que la relación y accionamiento del cambio nos gustó mucho al igual que todos los productos con cambio manual de PSA.

En resumen, el Citroën C3 BL 100 es un automóvil muy interesante para ciudad y que cumple su cometido en carretera con la anacrónica legislación vigente en la mano. Tiene como principales virtudes su diseño, la agilidad y maniobrabilidad urbana, la economía de adquisición y mantenimiento, un habitáculo optimizado al máximo y un equipamiento bastante completo para un vehiculo de su categoría. La versión probada destaca además por unos consumos muy contenidos que permiten una alta autonomía rutera. El Citroën C3 puede adquirirse desde 9.950 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.