Ford Edge 2.0 TDCi 180 CV Sport

  • Published in

El Ford Edge es un SUV de tamaño medio/grande de 5 plazas, la alternativa de mayor tamaño de Ford. Tiene una longitud de 4.8 metros. El diseño dinámico y audaz define el estilo del crossover, desde la imponente parrilla cromada de tres barras horizontales y los faros delanteros de halógeno tipo reflectores, hasta las elegantes curvas traseras y las dos salidas de escape cromadas y brillantes. Prestancia, elegancia, modernidad y calidad con las cuatro características esenciales de su puesta en escena.

En el interior lo primero que llama la atención son los asientos de tela suave con ajuste lumbar para el piloto y dos direcciones reclinables para el copiloto, lo que permite afrontar todo tipo de rutas con comodidad para el conductor y los pasajeros haciendo que el viaje sea placentero y agradable. Ademas, el Edge viene con una tecnología de vanguardia que permite interactuar continuamente con el mundo exterior. Hay espacio para sentar a cinco adultos con comodidad, con detalles de alta calidad como acabados en plata satinada y negro ébano.

Mecánicamente la gama del Ford Edge se encuentra conformada por una única motorización diésel, un motor 2.0 de 4 cilindros con dos niveles de potencia, 180 CV (que era la que incorporaba la unidad de pruebas cedida por el fabricante) y 210 CV, quedando el primero asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades mientras que la versión más potente queda en manos de una caja de cambios automática Powershift, también de 6 relaciones.

En materia tecnológica y de seguridad destaca por su instrumentación digital y el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas que, apoyado por la tecnología Ford Sync 3, nos permite darle órdenes a través de comandos de voz. Además, cuenta con un importante despliegue de asistentes a la conducción como el sistema de reconocimiento de señales, el sistema de mantenimiento en el carril, el control de crucero adaptativo, el sistema de alerta de ángulo muerto, el asistente inteligente de velocidad o la alerta por tráfico cruzado, un asistente que se encarga de advertirte si se aproxima algo por los lados mientras realizas una maniobra marcha atrás.

Al volante, el vehículo destaca por su habitabilidad, el equipamiento y su prestancia de conjunto. La dirección adaptable ajusta dinámicamente la respuesta de las ruedas delanteras según la velocidad con la que se esté moviendo el Edge. A bajas velocidades, la dirección permite que las ruedas delanteras giren más, con menos giros del volante, lo que te brinda más agilidad cuando andas lentamente. A altas velocidades, el sistema optimiza aun más la respuesta de la dirección, lo que permite que el vehículo reaccione con mayor suavidad y precisión al manejo del conductor.

En resumen, el Ford Edge es un producto con una gran habitabilidad, buenos acabados y ajustes, un inconfundible aire estadounidense y una notable dotación de equipamiento, destacando la gran pantalla del sistema multimedia con la tecnología SYNC o sistemas de seguridad como el reconocimiento de señales. Detalles como el control de ruido activo convierten el viaje en una experiencia agradable por la tranquilidad y el silencio reinantes en el habitáculo. Su maletero de 507 litros también es un importante dato a destacar así como la presencia de la tracción total. El precio del producto arranca de los 36.300 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.