Volvo V90 D4

  • Published in

El Volvo V90 D4 es un vehículo del segmento premium que comparte plataforma, motorizaciones y tecnología con el S90, del que deriva, al ser su versión familiar. Mide 4,94 metros de longitud, 1,89 metros de anchura y 1,47 metros de altura. Pesa entre 1.825 y 2.100 kilos en función de su configuración. Su puesta en escena es imponente desde cualquier perspectiva en la que se le observe. Impresionan sus medidas pero más aún la armonía de un conjunto presidido por la personalidad, la elegancia y la distinción.

El interior presenta el mismo lujo que la berlina. El salpicadero cuenta con una pantalla vertical táctil de 9 pulgadas. El tacto de los materiales, muchos de ellos acabados en cuero, es soberbio y se mima a los ocupantes en todas las plazas con espacio y confort. Detrás, los pasajeros pueden contar con climatización independiente y el habitáculo se remata con un maletero de 560 litros, ampliables hasta los 1.526 litros abatiendo la fila trasera. Esta operación es fácil gracias a un mando muy accesible. También es fácil meter objetos en el maletero porque el hueco que deja el portón es grande y porque éste se abre automáticamente si deslizamos un pie por debajo del paragolpes trasero.

En lo que a motores se refiere, hay opciones para todos los gustos. Los gasolina son los T5 y T6, con 254 y 320 CV de potencia respectivamente. Los diésel son los D4 y D5, que en este caso entregan 190 y 235 CV respectivamente. Por último, la versión híbrida T8 Twin Engine se va hasta los 408 CV con una autonomía eléctrica de 50 kilómetros. Sea cual sea el modelo elegido, la caja de cambios es automática de ocho velocidades. En cuanto a la tracción, decir que es total en todas las versiones menos en la T5 y la D4, que montan tracción delantera. La motorización de nuestra unidad de pruebas era la diésel de 190 CV.

En materia de seguridad el V90 dispone del IntelliSafe Assist con control de crucero adaptativo, sistema Pilot Assist II de conducción semiautónoma, lector de señales, limitador de velocidad, sistema de detección de animales de gran tamaño o asistente de cambio de carril involuntario. Ofrece de serie uno de los paquetes de seguridad más avanzados del mercado en su segmento, el de las grandes berlinas de configuración familiar.

Al volante la sensación primigenia en carretera es de total seguridad. En primer lugar por las medidas, pero también por el comportamiento rutero, bastante neutro y con sensación de aplomo pese a sus 1,8 toneladas de peso que son gestionadas con solvencia gracias a una dirección precisa que se endurece en función de la velocidad y una buena geometría de las suspensiones. La frenada es muy buena asi como las transiciones del cambio de marchas. La versión diésel de 190 CV, que fue la cedida por el fabricante, es excelente y destaca sobre todo en tres conceptos: agilidad, prestaciones y consumos.

En resumen, el Volvo V90 D4 es un vehículo elegante, seguro, cómodo y eficaz en carretera. Reúne todo aquello que se puede pedir a un coche competitivo: seguridad gracias a un chasis y unas suspensiones muy bien planteadas, una mecánica solvente en materia de prestaciones y una fiabilidad, equipamiento, tecnología y conectividad de última generación. Si a todo ello añadimos un diseño que amalgama a partes iguales elegancia, modernidad y aerodinámica tenemos un producto absolutamente recomendable y del que siempre guardaremos un grato recuerdo. El precio del vehículo es de 49.764 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.