Mercedes GLC 220 4Matic Coupe

  • Published in

Hoy sacamos a la palestra el Mercedes GLC Coupé en su versión 220 4Matic Coupe. Hablamos del SUV mediano del fabricante germano. El Mercedes GLC Coupé tiene una longitud exterior de 4,73 metros, una altura de 1,60 metros y una batalla de 2,87 metros. Es decir, es casi ocho centímetros más largo y unos cuatro centímetros más bajo que el GLC, con el que comparte la arquitectura básica.

La singularidad del nuevo lanzamiento es la parrilla de efecto diamante con una sola lama, y del nuevo techo de línea descendente. También sobresalen el voladizo corto y la protección cromada de los bajos. La configuración de la parte trasera del vehículo es otro de los factores que realzan el aspecto de coupé, con una ancha zaga el paragolpes con salidas de escape integradas y la protección de los bajos en forma de difusor.

En el interior, los elementos más característicos son el tablero de instrumentos y la consola central de líneas fluidas. En cuanto al equipamiento, en su versión básica incluye de serie llantas de aleación de 18 pulgadas, paquete cromado con embellecedores visibles de la salida de escape, portón trasero Easy-Pack, sistema multimedia Audio 20 CD, cámara de marcha atrás, función de arranque Keyless-Go y tapizados en símil de cuero Artico. El equipamiento de serie comprende también sistemas de asistencia a la conducción como Collision Prevention Assist Plus, asistente para viento lateral, conexión automática de las luces de cruce, Attention Assist o un Esp con control de dinamismo en curvas.

La marca alemana ofrece el todocamino con ocho variantes de propulsores: cuatro diesel (GLC 200 d Coupé con 136 CV, GLC 220 d 4Matic Coupé de 170 CV, GLC 250 d 4Matic Coupé de 204 CV y GLC 350 d 4Matic de 258 CV), tres de gasolina (GLC 250 4Matic Coupé de 211 CV, GLC 300 4Matic de 245 CV y GLC AMG 43 4Matic de 367 CV) y un modelo híbrido enchufable, el GLC 350 e 4MATIC Coupé, con una potencia total del sistema de 320 CV.

Tecnológicamente, el nuevo Mercedes GLC Coupé equipa de serie un tren de rodaje deportivo, incluyendo Dynamic Select con cinco programas de conducción: Eco, Confort, Sport, Sport+ e Individual. Uno de los artífices de la ejecución más deportiva del GLC Coupé en comparación con el SUV clásico GLC es la nueva dirección directa con una desmultiplicación más directa.

Al volante es un vehículo que cuenta con un habitáculo amplio, cómodo y con excelentes terminaciones. La seguridad es otra de las características que preside el conjunto. Sus prestaciones son más que suficientes. Las múltiples ayudas a la conducción facilitan mucho la labor de la persona que se pone al mando de la máquina. Para las medidas, peso y potencial de la versión cedida (170 CV) los consumos nos parecieron más que razonables. Como buen todocamino su terreno natural es la salida al campo para rutas de complejidad media aunque en autovía se defiende muy bien.

En resumen: cada vez que nos subimos a un Mercedes tenemos la impresión de que el fabricante de la estrella va un paso por delante de los demás. No es sólo la puesta en escena de sus productos, que también, sino la tranquilidad absoluta que uno siente al conducir cualquiera de sus vehículos. La seguridad es inherente a Mercedes. En tecnología van por delante y se nota en las ayudas a la conducción, en la racionalidad de prestaciones y consumos, en la actitud de la máquina ante situaciones comprometidas y en la absoluta solvencia del conjunto. La gama GLC de Mercedes tiene un precio de partida de 52.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.