Renault Captur 1.5 dCi 110 CV

  • Published in

La deferencia de Renault de cedernos en época estival y durante varias semanas un Captur nos permite hacer una valoración profunda del producto tras muchas horas y kilómetros de uso. Es un excelente vehículo se mire por donde se mire. Y el mercado, que nunca se equivoca, lo está respaldando. Comenzando su diagnóstico por su su diseño exterior señalar que estamos ante un crossover compacto que aúna el espacio y la modularidad de un monovolumen, la maniobrabilidad y la agilidad de una berlina urbana y el estilo y la versatilidad de un SUV.

El interior presenta numerosas innovaciones de orden práctico, como las tapicerías desenfundables, la gran guantera “Easy Life” de 11 litros, la banqueta trasera deslizante, el maletero multiposición más grande de su categoría, con un máximo de 455 dm3, o el sistema multimedia integrado R-Link de última generación. En el habitáculo llama la atención la instrumentación, que combina un cuentarrevoluciones analógico con un velocímetro digital. El volante ofrece amplios reglajes en altura y profundidad, por lo que no es complicado encontrar una buena postura de conducción. 

Con una dotación de serie generosa, el fabricante galo propone equipamientos dignos de los segmentos superiores en todas sus versiones: tarjeta de acceso-arranque, dirección de asistencia variable, retrovisores eléctricos y térmicos, elevalunas eléctrico delantero y trasero, volante regulable en altura y profundidad, ayuda al arranque en cuesta HSA (Hill Start Assist), ABS, SAFE, ESC, conectividad Bluetooth para el audio y la telefonía, puerto USB y tomas Jack, limitador-regulador de velocidad e intermitentes "modo autopista".

El Renault Captur está disponible con dos motores de gasolina y otros tantos diésel. Los dos primeros son un 0.9 y 1.2 (ambos con turbo) de 90 y 120 CV. El 0.9 está asociado a un cambio manual de cinco marchas, mientras que el 1.2 Tce de 120 CV sólo se vende asociado a un cambio automático EDC de seis velocidades y doble embrague. En el caso de los diésel, el 1.5 dCi de 90 CV, el más demandado de la gama, está unido a un cambio manual de cinco marchas o al automático EDC. Nuestra unidad de pruebas incoporaba el propulsor 1.5 dCi de 110 CV con cambio manual de seis marchas, que nos pareció la mejor opción si se va a utilizar en largos viajes aprovechando toda su capacidad de carga.

Al volante, el Captur es un vehículo cómodo, noble y de muy agradable conducción. Desde el primer instante empatizamos con él. Está muy logrado en su conjunto y Renault ha logrado amalgamar de manera impecable varias filosofías de coche en un solo producto, una cuestión de alto riesgo y que no siempre da buenos resultados si revisamos las hemerotecas. Tiene todas las virtudes de las berlinas, los monovolúmenes y los SUV pero sin las desventajas de este tipo de productos. Con un motor ágil, competitivo y económico, el cambio de marchas no desentona del propulsor. Dirección, frenos y suspensiones transmiten seguridad y confianza al conductor desde el primer momento.

Como resumen señalar que el Renault Captur es una muy interesante opción de compra para usuarios que buscan un producto polivalente, familiar, práctico, económico, seguro y bien equipado en materia de seguridad y entretenimiento. Se conduce igual que una berlina pero tiene la habitabilidad de un monovolumen y se defiende dignamente en terrenos complicados y con escasa adherencia pese a que estamos ante un vehículo de tracción delantera dentro de una gama en la que no hay opción 4x4. El precio del Renault Captur arranca de los 14.664 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.