SsangYong XLV

  • Published in

La gama SsangYong se amplia con la llegada del nuevo XLV que combina un interesante diseño con una gran capacidad de carga. Entre las claves de la puesta en escena nos encontramos con unas líneas crossover que fusionan armoniosamente el concepto de diseño de un monovolumen compacto con el de un coupé deportivo, destacando elementos como el techo flotante o las marcadas nervaduras laterales que le otorgan personalidad.

El XLV es el segundo modelo que emplea la moderna plataforma estrenada con el Tívoli, cuya distancia entre ejes es de 2.600 mm. En el producto, la carrocería tiene una longitud total de 4.350mm ofreciendo una espectacular capacidad de maletero de 720 litros, tan solo 165 menos que un Rodius.

Su interior es amplio, una de las mayores virtudes del producto. Las funciones del cuadro central son sencillas de asimilar. Cuenta con un buen número de huecos portaobjetos. Además, el generoso habitáculo, proporciona un amplio espacio para cinco adultos que viajaran disfrutando de excelentes cotas para piernas, hombros y cabeza. Es capaz de albergar cinco maletas en su enorme maletero de 720 litros de capacidad utilizando el hueco de la rueda de repuesto, pues se ofrece con un kit reparapinchazos. Si contamos con rueda de repuesto, el espacio se reduce a 547 litros, que tampoco está nada mal.

El equipamiento es bastante completo pues desde la propuesta básica denominada Line incorpora llantas de 16 pulgadas, climatizador, ayuda al aparcamiento trasero, seis airbags, sistema de frenado ESP, leds en los cuadros ópticos, antinieblas y cristales con protección solar, entre otros elementos. Cuenta con sistema de audio con bluetooth y comandos satelitales en el volante (que está forrado en cuero) pantalla de 7'' para el sistema de audio y puerto HDMI. Los Limited, los más equipados, añaden el volante calefactado y pomo del cambio en cuero sintético, retrovisores abatibles eléctricamente, calefacción en los asientos, techo solar, airbag de rodilla para conductor o sensores de luz y lluvia.

Mecánicamente, el fabricante propone dos motores: el 1.6 diésel de 115 CV que es el que nos cedió la firma asiática y gasolina de 128 CV, dos propulsores estrenados en el nuevo Tívoli. Ambas mecánicas, se enmarcan dentro de la normativa de emisiones Euro 6. El diésel iba acoplado a una caja de cambios manual de 6 marchas idéntica a la incorporada en la versión de gasolina. Quien opte por la caja automática fabricada por Aisin dispondrá de idéntica cifra de velocidades.

Al volante estamos ante una alternativa original y práctica para personas que buscan un vehículo versátil para satisfacer las necesidades diarias de sus familias y de su estilo de vida. La insonorización del habitáculo es aceptable y el elevado puesto de conducción permite disfrutar de una buena visibilidad. La dirección está correctamente servoasistida y la caja de cambios manual presenta un escalonamiento entre marchas bien planteado, que permite sacarle todo el potencial al motor. La frenada es buena y la mecánica eficiente en prestaciones y consumos.

El SsangYong XLV es, en resumen, un vehículo polivalente, económico y versátil que puede cubrir múltiples expectactivas de un buen grupo de conductores que quieren practicidad a buen precio. SsangYong España comenzó su andadura en nuestro país hace 21 años con una cifra de ventas acumuladas que ha superado los 62.000 coches vendidos en 2015. España es el país europeo donde más unidades se venden gracias a una nutrida red oficial de 65 concesionarios y 80 servicios técnicos. El precio del producto es de 16.600 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.