Subaru Forester

  • Published in

Estamos ante la quinta generación del Subaru Forester. Se trata de un SUV que en materia de planificación exterior presenta modificaciones estéticas y funcionales. Se caracteriza por un renovado frontal con paragolpes con apliques cromados y ópticas puestas al día. Las versiones tope de gama integran proyectores de luces direccionales led realzando su puesta en escena.

Presenta un rediseño del exterior, con una nueva calandra, que le acerca más a la imagen de marca, con rasgos similares a los de los Outback y XV y una nueva trasera, con los pilotos en forma de "U", que eleva la zaga del coche, para una mayor estética TT desde este ángulo. También incorpora nuevas llantas de aleación en medidas 17" y 18" y nuevos colores para un coche que aumenta su nivel de equipamiento, especialmente en lo referido a tecnologías de seguridad.

El interior es novedoso, con tapizados en tela y cuero, combinados con revestimientos agradables al tacto. El asiento del conductor tiene ajuste eléctrico y da la opción de admitir una memoria para dos posiciones. La consola central equipa los sistemas de audio multimedia. Dentro se ha querido dar una imagen de mayor calidad, con detalles metálicos que se combinan con acabados en color negro y cuero. Recubriendo partes del panel central y los tiradores de puerta, se incluye una pantalla LCD en color en la que, entre otros datos relativos a la conducción, se ofrece el estatus del nuevo sistema EyeSight y del Subaru Intelligent Drive (SI-Drive).

Pero es en tecnologías de seguridad en lo que el nuevo Forester destaca. Monta la tercera versión del sistema EyeSight que incorpora sistemas de asistencia al cambio de carril, control de frenado, control anticolisión y un control de crucero adaptativo, todo ello mejorado en sus prestaciones respecto a versiones previas. Además incluye avisadores de punto ciego y detector de tráfico cruzando por detrás del coche, para facilitar las maniobras de salida marcha atrás.

La gama de motores arranca con el 2.0 Bóxer que desarrolla 150 CV de potencia. Para los que buscan un SUV rápido está disponible el Forester XT Turbo equipado con el motor 2.0 Bóxer que eleva su potencia hasta los 241 CV. En cuanto a la gama diésel, el Forester se puede comprar con el 2.0 Bóxer Diésel que presume de unas interesantes prestaciones y consumos contenidos. Con sus 148 CV es capaz de alcanzar los 190 km/h mientras que gasto medio arranca en los 5,8 l/100. Se puede solicitar con cambio manual de seis velocidades o bien con el automático Lineartronic CVT.

Al volante, la satisfacción en la conducción viene de la simetría y el equilibrio. Adopta un sistema que permite que las cuatro ruedas se adhieran a la carretera en todo momento, proporcionando nobleza de comportamiento y estabilidad. La tracción del Forester en combinación con el X-Mode facilita una conducción segura, incluso en condiciones extremas. La AWD simétrica proporciona un buen control aumentando la seguridad en combinación con el motor gracias a su bajo centro de gravedad. Incorpora el denominado control dinámico del vehículo que supervisa y analiza si el Forester está siguiendo la trayectoria prevista por el conductor, mediante una serie de sensores.

En resumen, el Forester se ha vuelto a renovar, pero ahora la mayoría de modificaciones son estéticas, aunque también las hay que mejoran su dinámica y el confort a bordo. Hay ocho diésel que parten desde los 27.900 euros y tres gasolina que lo hacen desde los 24.900 euros. Además, seguirán ofreciendo los descuentos de 2.500 euros para el acabado Sport y 2.000 euros para el resto de acabados.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.