Peugeot 107 VTI

  • Published in

La prueba que hoy sacamos a la palestra corresponde al Peugeot 107 VTI. Estamos ante uno de los modelos más pequeños del fabricante galo que sin embargo engaña en cuanto a apariencia.

Su diseño exterior es discreto. Puede parecer pequeño por fuera, y lo es, lo cual viene bien a la hora de deambular por ciudad, pero por dentro nos encontramos la primera de las sorpresas positivas del vehículo por su amplitud.

Si damos una pasadita a la consola central vemos integrados los mandos de la calefacción y el equipo de sonido. El cuadro de instrumentos lo preside una esfera grande, “estilo Mini” que incluye el velocímetro, y los digitales en una pantallita pequeña. Luego hay otra esfera más pequeña con el indicador de las revoluciones del motor. El Peugeot 107 dispone de dos plazas traseras con bastante anchura y al tener 4 puertas el acceso a las mismas es fácil. Es otra de las agradables sorpresas de nuestro protagonista.

El motor es tricilindrico de 998 cc y 68 CV a 6.000 r.p.m. Sus ventajas son el bajo consumo (aunque no bajamos de cinco litros a los 100 cuando el fabricante anuncia cuatro) y la agilidad.

Las prestaciones son suficientes no ya para ciudad sino también para carretera donde se desenvuelve bien con la ley en la mano. Echamos en falta, eso si, unos asientos que recojan mejor a los pasajeros pues la sujección dorsal y lumbar es mejorable.

La caja de cambios secuencial, que puede ser accionada con levas en el volante, permite cambios cómodos aunque con tirones, lo que no resulta agradable. 

Su terreno natural es la ciudad y los territorios estrechos. Sus medidas lo colocan donde muchos no pueden y las maniobras de aparcamiento se antojan fáciles en huecos inverosímiles. El sonido del motor de tres cilindros nos gusta, por atípico. Es como si el motor pidiera más y más con una elasticidad generosa.

En el nuevo 107 se puede elegir entre dos niveles de equipamiento: Active y Envy. Hay más elementos opcionales que en su antecesor, como un navegador extraíble con conexión para fuentes de sonido externas que va ubicado en el salpicadero o un reposabrazos central con hueco para objetos. También son opcionales las llantas de aleación, el pomo del cambio en aluminio, las molduras decorativas en los umbrales de las puertas o las alfombrillas. 

Al volante señalar que el Peugeot 107 VTI es un vehículo urbano que se defiende bien en carretera con los límites legales de velocidad presentes, que tiene un buen habitáculo y un propulsor que destaca por su economía y ecología. La ciudad es su terreno natural y en ella encontramos al producto su mejor utilización.

La gama 107 de Peugeot puede adquirirse desde 9.100 euros. La versión probada, VTI, con 5 puertas y cambio automático, cuesta 10.100 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.