Ford S Max 2.0 TDCi 180 CV

  • Published in

Ford presentó en el Salón del Automóvil de París la nueva versión de su S-Max. Tiene un nuevo diseño impregnado de elegancia pero sin perder la esencia del espíritu original que siempre le ha caracterizado. El fabricante estadounidense ha apostado claramente por la amplitud y al funcionalidad en un producto que trasciende de los vehículos meramente familiares. El nuevo S-Max presente un diseño exterior con mucha personalidad, tecnología punta y una experiencia de conducción dinámica eficiente y placentera.

En el interior, amplio, cómodo y funcional, se ha incorporado una nueva consola central y también se han utilizado materiales suaves y de calidad. El conductor puede personalizar el cuadro de instrumentos y plegar los asientos de la segunda y de la tercera fila pulsando un botón. El Ford S-Max incluye en su equipamiento de serie, ABS, control de estabilidad ESP, seis airbags, aire acondicionado, ordenador de viaje, control de velocidad, sistema start & stop, asiento del conductor eléctrico, sensores de lluvia y faros, bluetooth, USB y llantas de aleación de 17 pulgadas.

El producto se comercializa en España con una gama de motores formada por seis versiones, dos de gasolina y cuatro diésel. En gasolina se podrá seleccionar un propulsor EcoBoost de 1.5 litros y 160 caballos o uno de 2.0 litros y 240 caballos, mientras que en diésel habrá opciones TDCi de 120, 150, 180 y 210 CV.

En cuanto a características, se incluye faros dinámicos led con luces largas capaces de no deslumbrar al tiempo que se mantiene una iluminación máxima. Otro aspecto a destacar es la tecnología avanzada de ayuda en precolisión con la que se pretende reducir la cantidad de accidentes, incluso circulando a alta velocidad. En este nuevo Ford S-Max destaca la inclusión de la tecnología de conducción adaptativa, con el nuevo sistema multimedia SYNC 2, portón trasero manos libres, asientos con masaje, sistema de mantenimiento de carril, sistema de alerta al conductor, cámara delantera de 180 grados o cinturones traseros inflables.

Al volante estamos ante un producto muy interesante por lo agradable de su conducción, muy placentera. Teniendo en cuenta que su filosofía de conducción es la propia de un monovolumen de dimensiones considerables su estabilidad es buena a lo que ayuda un buen chasis y unas suspensiones optimizadas para acompasar comodidad y seguridad. La frenada cumple con su cometido de manera notable y dirección y cambio aportan su grado de eficacia al conjunto. El propulsor, diesel turboalimentado de 180 CV proporciona unas prestaciones más que suficientes para unos consumos muy ajustados, con lo que la relación peso-potencia nos parece correcta.

Como resumen señalar que estamos ante un producto muy completo que cumple con todas las exigencias fundamentales de un conductor español que busca, por encima de cualquier otra consideración amplitud, comodidad, seguridad y economía. Si a ello añadimos una buena relación prestaciones-economía de uso, elementos de seguridad de última generación y un buen número de gadgets de equipamiento-entretenimiento estamos ante un producto muy completo en su conjunto. La gama S Max de Ford puede adquirirse a partir de 31.150 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.