Kia Carens

  • Published in

El nuevo Carens devuelve a Kia a uno de los segmentos de mercado más competitivos en Europa. Ha sido diseñado para satisfacer las necesidades y expectativas de las familias modernas. Cuenta con una buena aerodinámica, con un diseño de cabina adelantada que asegura un generoso espacio interior y una gran variedad de elementos de confort y seguridad. El monovolumen compacto de la marca coreana ha sido reconocido con la puntuación máxima de 5 estrellas en seguridad otorgada por Euro NCAP.

Con una longitud de 4,5 metros, el nuevo Carens es 20 mm más corto, 15 mm más estrecho y 40 mm más bajo que el modelo de la generación previa. Su altura total (1610 mm) es la misma que la del Kia Soul y es una de las menores de su categoría, lo que proporciona a este modelo una apariencia más deportiva. La generosa amplitud del habitáculo se debe a la mayor batalla del modelo (hasta 50 mm más). El maletero cuenta con una capacidad de 555 litros ampliables abatiendo los asientos, con una superficie plana y un doble fondo en el que podemos guardar todo tipo de objetos.

Se puede elegir entre cuatro motores: dos propulsores diesel y dos de gasolina, que ofrecen una gama más amplia de potencias que la del modelo anterior, desde 115 CV hasta 177 CV con consumos ajustados y unas emisiones de CO2 desde 118 hasta 167 g/km en los modelos con transmisión manual. Para ayudar a optimizar el equilibrio entre prestaciones y consumo, todos los nuevos Carens montan un cambio de seis velocidades.

El equipamiento de serie es muy completo. El control de velocidad con limitador es estándar en todas las versiones. Las opciones disponibles incluyen freno de estacionamiento eléctrico, llave inteligente con botón de arranque y parada del motor, un sistema de audio con seis altavoces, amplificador y altavoz de graves, iluminación en las manillas exteriores de las puertas y un gran techo solar panorámico y eléctrico. El equipamiento de seguridad incluye de serie seis airbags, recordatorio de cinturones de seguridad, programa electrónico de estabilidad, sistema de ayuda de arranque en pendiente y activación del parpadeo luces de freno en caso de frenada de emergencia.

Al volante destacan unas suspensiones que proporcionen una gran respuesta a la conducción, una correcta estabilidad en línea recta y una buena calidad de circulación. La dirección de cremallera cuenta con asistencia eléctrica. Es uno de los apartados que menos nos gustó del coche. Las prestaciones del sistema de frenado son óptimas gracias al ABS, la distribución electrónica de la fuerza de frenado y la asistencia en frenadas de emergencia. El accionamiento del cambio manual de seis relaciones es rápido y agradable, mientras que el motor diesel de 115 CV que incorporaba la unidad de pruebas cedida por el fabricante proporcionaba unas prestaciones correctas, unos consumos enormemente contenidos y una baja rumorosidad.

Como resumen señalar que el Kia Carens es un producto bien equipado, económico y que se comercializa con 7 años de garantía. El habitáculo es muy espacioso y su modularidad hace de él un perfecto monovolumen. Su conducción es placentera, sencilla y segura. Los precios de la gama Carens arrancan de los 13.900 euros. El coste de adquisición es uno de los puntos fuertes del producto coreano.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.