Skoda Scout 2.0 TDI 184CV DSG 6v 4X4

  • Published in

Poco después de presentar la nueva edición especial Octavia RS 230, Skoda lanzó la siguiente gran novedad, el Scout, la versión del Octavia Combi con tracción a las cuatro ruedas, en combinación con el cambio DSG de seis velocidades y un potente propulsor diésel 2.0 TDI de 184 CV. El Skoda Scout se distingue de aquel por su carrocería elevada 3 centímetros, por un paragolpes y faros antiniebla con diseño específico, llantas de 17 pulgadas de diseño exclusivo para esta versión, molduras decorativas y protección de bajos.

En el interior, con una amplitud sobresaliente, destacan el volante multifunción y los tapizados y colores para el salpicadero, que puede ser negro o bicolor negro y marrón. El aire deportivo preside todo el conjunto. Además, ofrece máxima funcionalidad. En las plazas traseras se viaja cómodo, mientras que la capacidad del maletero es otro de los puntos fuertes del producto: va desde los 610 litros hasta los 1.740 abatiendo los respaldos de los asientos traseros.

El equipamiento de serie incluye siete airbags, climatizador bizona, bluetooth, sensor de lluvia y luces, sensor de parking trasero, llantas de aleación, control de presión de los neumáticos y asistente de arranque en pendiente, o el freno multicolisión, entre otros elementos. En opción encontramos luces largas automáticas, navegador, control por voz, sistema Lane Assistant de mantenimiento de carril, reproductor de DVD y disco duro con memoria interna de 64 GB.

El Scout se comercializa con tres motores: el 2.0 TDI de 150 CV que sólo está disponible con cambio manual de seis marchas; el 2.0 TDI de 184 CV, que es el que portaba la unidad de pruebas cedida por el fabricante y el 1.8 TSI de 180 CV, ambos con cambio DSG de doble embrague con seis velocidades.

Al volante, estamos ante un vehículo interesante para el uso diario y de ocio, y un asimilado a todo-terreno para prácticamente cualquier situación de conducción. La potencia, la tecnología y la funcionalidad del modelo son impresionantes, y la aceleración es excelente. La atractiva combinación de la transmisión automática de doble embrague (DSG) y la tracción a las cuatro ruedas acelera al Scout TDI de 0 a 100 km/h en solo 7,6 segundos. Según datos del fabricante, el consumo combinado de combustible es de 4,9 l/100 km, lo que corresponde a unas emisiones de CO2 de 129 g/km. En nuestra prueba, el consumo medio quedó fijado en 5,9 a un ritmo de conducción variable.

Como resumen señalar que es un producto muy convincente por su comportamiento, seguridad y eficiencia mecánica. Su motricidad es excelente, incluso en terrenos difíciles. Cuando la tecnología 4x4 está activa, la potencia se distribuye a las cuatro ruedas en función de la situación específica de conducción. Sobre el asfalto, y pese a su alto centro de gravedad, la sensación imperante es la de comodidad y seguridad. La dirección es progresiva y la frenada excelente. Esta combinación de tracción total, el cambio DSG sensacional y el comportamiento noble del vehículo convierte a nuestro protagonista de la prueba de la semana en una alternativa SUV muy a tener en cuenta gracias, además, a unos consumos razonables habida cuenta la relación peso-potencia del vehículo. El precio de la gama Scout arranca en los 30.650 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.