Mercedes CLA 250 Coupé 4Matic 7G-CDT

  • Published in

La prueba de la semana corresponde al Mercedes CLA 250 Coupé 4Matic 7G-CDT. Comenzando por su radiografía externa señalar que su diseño es similar al de la Clase C, siendo algo más largo que su referente, pues mide 4,63 metros de largo con 1,78 de alto. Su puesta en escena es muy atractiva, combinando elegancia y deportividad a partes iguales. En el frontal destacan las tomas de aire y en la zaga los escapes. El conjunto es espectacular, siendo un modelo que cautiva desde el primer instante.

En el interior destacan las buenas terminaciones y el uso de materiales de calidad. El habitáculo es amplio en las plazas delanteras. En cuanto a las traseras el vehículo está pensado para dos adultos. Destacan las salidas de la climatización, la pantalla del sistema multimedia, el tacto de los mandos y la calidad visual que transmite todo. Los asientos son de calidad y la postura de conducción es baja y perfecta para realizar una conducción dinámica. El maletero tiene 470 litros. Los asientos traseros pueden abatirse completamente con lo que aumenta de manera notable la capacidad de carga del producto.

El fabricante germano propone, por el momento, dos versiones diesel, la 200 CDI de 136 CV y la 220 CDI de 177 CV y cuatro de gasolina, la 180 de 122 CV, la 200 de 156 CV, la 250 con 211 CV y la A45 AMG de 360 CV. Las cajas de cambios son manuales de seis velocidades en los CLA 180, CLA 200 y CLA 200 CDI, mientras que en el resto el cambio es automático de siete marchas y doble embrague.

En cuanto al equipamiento, el CLA 250 Coupé 4MATIC 7G-CDT lo tiene muy completo. Monta de serie llantas de 18", alerta de cambio involuntario de carril, climatizador doble, aviso de ángulo muerto, un sistema que prepara los frenos para responder mejor ante una colisión inminente, programador de velocidad con radar, cambio de luces de cruce y carretera automático y aparcamiento asistido. Cuenta también con sistema de detección de fatiga. Funciona cuando el vehículo circula entre 60 y 220 km/h y mide el nivel de atención del conductor.

Al volante, la unidad de pruebas, con el propulsor de gasolina de 1.991cc y 211 CV de potencia, destaca por su capacidad de respuesta en carretera y por la motricidad pues uno tiene la sensación constatable empíricamente de que el agarre al suelo es total. No sólo por la tracción integral, que también, sino por el chasis, el reparto de pesos y la aerodinámica, con un coeficiente de penetración de tan solo 0,22. Todo un conjunto de prestaciones tecnológicas al servicio de la seguridad del conductor y sus ocupantes. En condiciones normales, el par se va al tren delantero y si el vehículo detecta pérdida de tracción, la fuerza se desvía hacia el eje trasero. Se dispone de varios tipos de conducción que se pueden seleccionar a través de un display instalado en la consola central, variando el sistema de suspensiones y acortando o alargando marchas a gusto del consumidor. Motor, cambio, dirección y frenos actúan con total satisfaccion del usuario en todo momento, condiciones y circunstancias.

En resumen, estamos ante otro producto excelente del fabricante germano más prestigioso. El conjunto es irreprochable. Atractivo desde cualquier perspectiva a análisis cuenta con interior muy cuidado, unas terminaciones óptimas y alberga la mejor tecnología de la industria automovilística actual. La conducción es un placer por todo: prestaciones, seguridad y eficiencia, con unas cifras de consumo sensacionales teniendo en cuenta el potencial y las características del automóvil de tan sólo 5,7 litros a los 100. El Mercedes-Benz CLA 250 con la tracción total 4MATIC cuesta 46.000 euros.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación de los usuarios. Para continuar navegando tiene que aceptar el uso de cookies. Si quiere informarse más sobre las cookies vea nuestra página de uso de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.